Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las seis curiosidades de la segunda jornada de la MBFWM

Ocho desfiles en un día dan para mucho. La segunda jornada de la MBFW de Madrid bajó el telón con uno de los momentos más emotivos de la jornada: el abrazo entre Ion Fiz y Elio Berhanyer que arrancó con la presencia de Andreíta en el front row de Dolores Cortés y Ulises Mérida, pero entre medias pasaron muchas cosas más y te las resumimos aquí: Begoña Gómez en el front row. Si en la primera jornada fueron Ana Botella y Cristina Cifuentes quienes ocuparon el centro del front row, en la segunda lo hacía Begoña Gómez, la esposa de Pedro Sánchez que, vestida con una blusa estampada y un pantalón blanco, un look bastante más discreto que el que llevó en el debate a cuatro de su marido y que generó tanta polémica, no se perdió detalle de las propuestas de Ana Locking.
Ocho desfiles en un día dan para mucho. La segunda jornada de la MBFW de Madrid bajó el telón con uno de los momentos más emotivos de la jornada: el abrazo entre Ion Fiz y Elio Berhanyer que arrancó con la presencia de Andreíta en el front row de Dolores Cortés y Ulises Mérida, pero entre medias pasaron muchas cosas más y te las resumimos aquí:
Begoña Gómez en el front row. Si en la primera jornada fueron Ana Botella y Cristina Cifuentes quienes ocuparon el centro del front row, en la segunda lo hacía Begoña Gómez, la esposa de Pedro Sánchez que, vestida con una blusa estampada y un pantalón blanco, un look bastante más discreto que el que llevó en el debate a cuatro de su marido y que generó tanta polémica, no se perdió detalle de las propuestas de Ana Locking.
Los guardaespaldas de Dulceida. Tras pasar por la II Edición de Coolpeople en 2011, Aída Domenech volvió a la pasarela madrileña, pero esta vez no lo hizo para desfilar, sino para sentarse en el front row de Ana Locking. Antes de que arrancara el desfile, dos robustos señores con cabeza rasurada y trajes negros esperaban en el backstage: eran los guardaespaldas de Dulceida, a quien tras terminar el desfile y fotografiarse con algunos admiradores, otros tantos la perseguían para saludar. ¡Pero ahí estaba los señores del traje que la 'rescataron'!
3. La vuelta de Nieves Álvarez a las pasarelas. Desde julio de 2015, que lo hizo para su amigo Stephane Rolland, Nieves Álvarez no se había vuelto a subir a la pasarela como modelo, aunque como diseñadora de su firma de moda infantil N+V. Juanjo Oliva convenció a la modelo y el resultado ha sido espectacular: se ha llevado cientos de aplausos y no podía estar más espectacular con un vestido con transparencias con el que ha salido a saludar al público de la mano de Oliva al final del desfile.
4. El retraso de Duyos mereció la pena. Casi 20 minutos después de la hora prevista, por fin las modelos de Juan Duyos aparecieron en escena. En las gradas el público esperaba con impaciencia pero, a juzgar por los aplausos del final, la espera parece que mereció la pena. Juan Duyos presentó Botánica, con la que investiga el universo floral que luego recrea en la pasarela con volantes, guipur, pliegues, plisados. Jacquard y plumetti con un colorido singular en blanco camelia, rosa peonía, azul hortensia, amarillo narciso y verde agua. La guinda de sus looks, los zapatos destelleantes de Custom&Chic en dos modelos: unos mules de tacón block de metacrilato de 10,5 cm y otros planos, ambos embellecidos con pedrería y diminutos apliques, desflecados recubiertos por un sinfín de joyas; por otro lado, sandalias también de 10.5 cm de altura en rosa empolvado, plata y negro.
5. El detalle de Ion Fiz con Elio Berhanyer. El diseñador vasco invitó a viajar en barco a todos los asistentes a su desfile porque su colección número 30 tiene como destino el mar y las vacaciones en un club de yate. Sobre la pasarela, minimalismo, líneas depuradas y prendas fetiche como los polos y las prendas con volantes que incorpora a faldas como si se tratara de una cola e incluso a las bermudas. Terminado el desfile, Ion Fiz salió a saludar con una rosa en la mano que le regaló al maestro Elio Berhanyer con quien se fundió en un emotivo abrazo.
6. La primera vez de Andreíta en una Fashion Week. La hija de Belén Esteban acompañó a su madre a los desfiles de Dolores Cortés y Ulises Mérida. Con su móvil en mano, la hija de la copresentadora no se perdió detalle de las colecciones. ¿Estaremos ante una it girl en potencia? El tiempo lo dirá.