Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El compositor Chema Purón recibe el premio a las Artes Riojanas 2017 y afirma que intenta "emocionar" cada vez más

El compositor Chema Purón ha afirmado que no trabaja para "alcanzar ni premios, ni reconocimientos, ni ninguna distinción especial", sino que "he intentado que cada canción fuera capaz de emocionar un poco más que la anterior y que en cada concierto, o en cada disco, el público tuviera esa sensación, de que lo había dado todo".
Purón ha realizado estas manifestaciones en el acto de entrega del galardón a las Artes Riojanas 2017, que el músico riojano ha recogido, en el marco del acto institucional del Día de La Rioja, que se ha celebrado en el patio del Monasterio de Yuso, en San Millán de la Cogolla.
El compositor ha recibido el premio de manos del presidente del Gobierno riojano, José Ignacio Ceniceros, y de la presidenta del Parlamento, Ana Lourdes González. Ha sido presentado, por su sobrino, el escritor Andrés Pascual, que ha dicho que Purón merece el premio "por tus mil canciones cantadas por voces míticas", pero también por el "arte...de vivir".
En su intervención, un emocionado músico ha destacado que la medalla le hacía "muchísima ilusión, no solo por lo que supone de reconocimiento de mi trayectoria profesional, sino por esa mención explícita de obtenerlo por la generosidad y entrega a las causas sociales".
Purón ha hecho un repaso a su trayectoria, de una vocación, que ha confesado "se empezaba a vislumbrar cuando, con apenas dos o tres años me llevaban los domingos al Espolón y no había modo de arrancarme de delante del quiosco de música hasta que la banda municipal no acababa su actuación".
El músico ha recordado también en su discurso de agradecimiento a sus padres, que "jamás cortaron a las alas de nuestros sueños"; a sus hermanos, que "soportaban ensayos y ensayos, para cantar canciones folk en los festivales; y de manera especial, a su mujer, Gloria, a la que ha reconocido que "te subieras conmigo, quizá un poco a empujones, a un tren con destino desconocido", y a sus tres hijos que, "son, sin ninguna duda, el soporte y la razón de una gran parte de mi trabajo".
Finalmente, Purón ha resaltado la importancia que supone para él, La Rioja, "esa tierra que, a mí, y a todos los que hemos nacido en ella, nos han dado un carácter, una forma de ser, unos ojos que nos hacen ver la vida a través de un prisma diferente a los oriundos de otros lugares". 'Nos somos - ha añadido- ni mejores, ni peores, simplemente, somos nosotros mismos".
ALMA GUERRERA
Antes, Pascual, al versar la figura del músico ha recordado sus momentos íntimos de composición en "una buhardilla con el suelo de tabla y el techo inclinado", y con la "guitarra pegada al corazón".
Ha destacado de Purón su "alma guerrera, que durante décadas ha rasgado las cuerdas con idéntica pasión en los estudios de Miama y en las sobremesas de Peñíscola". "En tu jardín no ha existido otro abono aparte del amor a Gloria y a tus hijos, a los familiares y amigos cercanos y lejanos, y a tu trabajo, y por eso han brotado esos cantos de libertad".
CHEMA PURÓN
José María Purón Picatoste, más conocido como Chema Purón, nació en Logroño el 24 de marzo de 1951 y su vocación musical se hizo patente desde la infancia. Con 14 años formó, junto a su compañero de clase Miguel García Gil, el Dúo Fender, participando en numerosos festivales; posteriormente formó parte del grupo riojano Los Yankos, con los que recorrió durante varios años La Rioja y provincias limítrofes, y con veinte años comenzó a escribir sus primeras canciones.
Su primer trabajo fue como ejecutivo en el Departamento de Promoción de Discos Movieplay, puesto al que renunció para dedicarse profesionalmente a la música. En 1977 lanzó 'Alma', el primero de los cuatro discos que grabó como cantautor y que fueron editados en España y diferentes países de Latinoamérica. En 1978, representó a España en el Festival de la OTI celebrado en Santiago de Chile, con la canción 'Mi sitio' y a partir de 1983 su actividad se centró en la composición para otros intérpretes.
Paralelamente, ha desarrollado su actividad como productor musical tanto con artistas consagrados como con nuevos valores, entre los que destaca Lucía Pérez, con la que desde hace años ha retomado su actividad artística y ha ofrecido infinidad de conciertos en España y en diferentes países de Europa y Latinoamérica.
Casado y padre de tres hijos, Chema Purón ha sido en dos ocasiones Riojano del año, posee la Guindilla de Oro del Centro Riojano de Madrid y ostenta el título de Riojano del Mundo, en la categoría de Artes escénicas y Música.
GALARDONADOS
El Galardón de las Artes de La Rioja se otorga desde 1998 y los distinguidos han sido: Vicente Ochoa, escultor (1998); José María Tubía Rosales, pintor (1999); Alejandro Rubio Dalmati, pintor y escultor (2000); Jesús Infante, pintor (2001); Felix J. Reyes, escultor (2002); Julián Gil, pintor y ceramista (2003); Gerardo Cuadra, arquitecto (2004); Luis Xubero, pintor (2005); Carlos Víctor Ochagavía, pintor (2006); Rafael Azcona, guionista y escritor (2007); José Manuel Rodríguez Arnáez, ceramista y pintor (2008); Pablo Sáinz Villegas, guitarrista (2009); Vicente Cuadrado, director teatral (2010); Jesús Merino Pascual, arquitecto (2011); Jesús Rocandio, fotógrafo (2013) y Javier Cámara, actor (2015).