Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La basílica del Cristo de Medinaceli abre sus puertas a miles de fieles

No importan el frío ni las incomodidades. No importa el hambre. Los fieles vienen preparados. Todo para ver al Señor de Madrid. En la basílica de Jesús de Medinaceli espera el Cristo como cada primer viernes de marzo para ofrecer sus pies a los fieles. La gente espera durante horas guardando respetuoso orden. Según la calle por la que se haya esperado así será el pie del Santo que se bese. El de Medinaceli es un Cristo milagroso para estos creyentes que llegados de toda España vuelven a practicar un besapiés con cientos de años de tradición.