Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ausencia de Jay-Z ante Obama aumenta los rumores del nacimiento de sus gemelos

Jay-Z es el primer artista hip-hop en formar parte del Salón de la Fama de los Compositores. El rapero y productor estuvo ausente en la ceremonia de entrada en la emblemática institución, celebrada en Nueva York, lo que ha hecho aumentar los rumores del posible nacimiento de sus gemelos junto a Beyoncé.
Sin embargo, el músico de 46 años contó con el apoyo incondicional del expresidente Barack Obama, responsable de su presentación y amigo personal del productor. "Me gusta pensar que el señor Carter y yo nos entendemos. Nadie que nos conociera cuando éramos más jóvenes habría esperado que llegaramos donde estamos hoy", dijo el mandatario. "Como todos ustedes saben, soy un admirador y he seguido a Jay desde que era un joven y hambriento senador estatal", señaló el ex gobernante, que confesó haber escuchado la música de su ídolo en el despacho oval. Por cierto, en el mismo evento fueron homenajeados el británico Ed Sheeran y el miamense Pitbull.
Este hito para la música rap es uno más en la ascendente carrera de Jay-Z, aunque nos consta por su ausencia que ahora debe estar más centrado en la llegada al mundo de sus pequeños. El matrimonio lleva días sin verse y son muchos los fans de la cantante que aseguran que ya habría dado a luz a sus retoños, aunque no hay confirmación oficial por parte de sus representantes. Según algunos medios estadounidenses, el matrimonio habría invertido la friolera de un millón de dólares para que la diva musical diera a luz en su residencia. Ese supuesto gasto incluiría el alquiler de un equipo médico al completo para evitar pisar un hospital y vivir el alumbramiento en la más estricta intimidad.
Un capricho que la artista se puede permitir con creces, ya que vuelve a aparecer en el podio de los artistas mejor pagados del mundo. Como os contábamos esta semana, la reina de R&B ha sido desbancada por el polifacético Sean Diddy Combs del primer puesto, pero a lo largo de este 2017 ostentará el segundo puesto con unos ingresos de 105 millones de dólares.