Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expectación ante la alfombra roja de los Óscar

¿Son los vestidos o son las actrices las que con su belleza, sus poses, y su encanto convierten la alfombra roja en un museo visual de la moda? Hay gran expectación por saber cuáles van a ser los modelos y  las joyas que van a lucir las famosas. Las favoritas de esta edición, Brie Larson o Alicia Vikander, también son firmes aspirantes a ganar el Óscar a la elegancia. Triunfar en la alfombra roja requiere muchas horas de trabajo: 80.000 lentejuelas fueron bordadas a mano para el vestido con el que Charlize Theron recogió un Óscar el año pasado. El verdadero espectáculo empieza horas antes de la gala, cuando las celebrities pisan la alfombra. Nos pueden sorprender, impresionar y  emocionar, como lo hizo Jennifer Lawrence luciendo uno de los vestidos más caros de la historia. Nuestra Penélope Cruz también ha protagonizado momentos estelares y  enamorados nos dejó Gwyneth Paltrow con este vestido blanco de capa. Dando lecciones de estilo, Cate Blanchet, y fabulosa Enma Stone. En la gran noche, no solo las actrices se la juegan, también las marcas. En el escaparate más caro del mundo, las firmas pagan auténticas fortunas para que las celebrities luzcan sus diseños, algunas con contratos de exclusividad, pero no siempre aciertan. Hay looks que han dado mucho que hablar por desafortunados. La alfombra roja también tiene sus anti Óscar. Son las dos estatuillas que se ganan o se pierden antes de la ceremonia.