Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La adaptación teatral de 'Danzad Malditos' regresa a Madrid para "homenajear a los perdedores"

'Danzad Malditos', la adaptación teatral libre de la célebre película de Sidney Pollack, regresará a Madrid a Las Naves del Español del 21 de diciembre al 15 de enero para "homenajear a los perdederos que cada día se quedan en el camino intentando alcanzar un sueño".
En una época de colapso económico y terrible miseria, un grupo de personas de toda edad y condición se presenta a un maratón de baile con la promesa de que la pareja que más tiempo aguante ganará un premio en metálico.
A lo largo de la competición, los once participantes tendrán que superar pruebas de azar, lealtad, resistencia, y poner a prueba sus límites físicos y mentales, frente a la atenta mirada del público, la presencia de un maestro de ceremonias y una misteriosa cantante.
Este espectáculo, que logró un premio Max, cuenta con dramaturgia y dirección de Alberto Velasco y textos de Félix Estaire. Entre el reparto se encuentran nombres como los Guillermo Barrientos, Carmen del Conte, Karmen Garay, José Luis Ferrer o Alberto Frías.
"Queremos reflejar la lucha real de los competidores en estos maratones para lo que los intérpretes de la pieza se aprenderán todo su entramado, todas las escenas,coreografías. Las parejas lucharan en directo por continuar en la obra y sucesivamente se irán eliminando aquellas que no superen las pruebas", ha explicado Velasco.
Por su parte, Estaire ha resaltado que se tratará de una pieza "distinta cada día en su desarrollo, progresión y final". "Ni siquiera los intérpretes conocerán el desarrollo de la misma, sino que tendrán que vivirla y transitarla en directo. No se trata de un juego de improvisación, sino de un juego vivo, de un cubo rubik teatral que ofrece muchas posibilidades de movimiento", ha concluido.