Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El olvido y abandono de la casa del Nobel de Literatura, Vicente Aleixandre

Ahí, el atril de madera donde solía escribir, el lavabo donde solo queda una pastilla de jabón y las ventanas de marcos desconchados sin cortinas. La vida en la casa del poeta Vicente Aleixandre se paró en la hoja del almanaque de noviembre de 1986, cuando su hermana Conchita murió. Es la casa donde vivió el escritor más de medio siglo y en la que ahora tan solo habita el olvido, sobre todo el de las administraciones públicas, según señalan desde la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre, organización que trabaja para proteger el patrimonio histórico, para que la memoria del ilustre poeta no se pierda, porque se está vivo mientras se recuerda.