Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 20.000 personas visitan 'Velázquez. Murillo. Sevilla' en la Fundación Focus en los primeros 24 días

La muestra que cuenta con la colaboración especial del Museo del Prado y del Ayuntamiento, reúne 19 pinturas de los dos grandes maestros
La Fundación Focus, que está celebrando su 25 aniversario con la exposición 'Velázquez. Murillo. Sevilla', amplía dos horas más el horario de la exposición durante el Puente de la Inmaculada, del 7 al 11 de diciembre, debido a la gran acogida de público que está teniendo la muestra desde que se abrió el pasado 8 de noviembre. Más de 20.000 personas han podido disfrutar hasta ahora de las 19 obras maestras, seleccionadas por Gabriele Finaldi, director de la National Gallery, que propone una innovadora reflexión sobre las afinidades y las diferencias de estos dos genios de la pintura universal, tan enraizados en la cultura visual de la capital hispalense. La muestra permanecerá abierta hasta el 28 de febrero de 2017.
'Velázquez. Murillo. Sevilla' se convierte en sus primeros 24 días de apertura en la exposición con mayor afluencia de público y supera a la que hasta ahora era la más visitada: 'De Herrera a Velázquez. El primer naturalismo en Sevilla', muestra comisariada por Alfonso E. Pérez-Sánchez y Benito Navarrete, que reunió 62 piezas de artistas tan notables como Herrera el Viejo, Velázquez, Ribera, Alonso Cano, Luis Tristán, Caravaggio, Zurbarán, Borgianni, Artemisia Gentisleschi y Maino, entre otros.
La ampliación de horario durante el Puente de la Inmaculada --del 7 al 11 de diciembre, ambos inclusive-- permitirá disfrutar y confrontar el modo en que los dos pintores plasmaron la imagen de la Inmaculada. La innovación de Velázquez en la Inmaculada de la National Gallery de Londres, 1619, en diálogo con la de la Fundación Focus, hacia 1618-1620, que es la primera vez que se ven juntas, y junto a ellas la Inmaculada Concepción de Murillo, del Museo Nelson Atkins de Kansas City, pintada en 1670, y hasta ahora nunca expuesta en España, que comparte una actitud de modesta introspección y cuyo tono pictórico es más luminoso que las sombrías escenas de Velázquez.
Y junto a ellas, otro trío con las dos patronas de Sevilla, Santa Justa y Santa Rufina, procedentes del Meadows de Dallas --que no se habían visto hasta ahora en Sevilla--, ambas de Murillo, y la Santa Rufina de Velázquez de Focus; iconografías de devoción religiosa como Adoración de los Magos, de Velázquez, y la Sagrada Familia del pajarito, de Murillo, ambas del Museo del Prado; la vida cotidiana y la intimidad familiar en la Infanta Margarita de blanco del Kunsthistorishes de Viena, de Velázquez, o Santa Ana enseñando a leer a la Virgen, de Murillo.
Además, la intensidad emocional de San Pedro en lágrimas de Velázquez, junto al San Pedro penitente de Murillo de la Fundación Focus, sin dejar de destacar la calidad de las escenas de género con Niño espulgándose de Murillo o Dos jóvenes en la mesa de Velázquez, y por supuesto los dos autorretratos de ambos pintores, ambos con un porte casi aristocrático que revelaba su papel en la sociedad de su tiempo, entre otras obras maestras.