Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toledo y Cuenca albergarán la colección de arte del mecenas Roberto Polo

El Museo de Santa Fe de Toledo y el Archivo Provincial de Cuenca albergarán la colección de arte de Roberto Polo a partir de 2018, tal y como ha indicado el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, quien ha mostrado la "satisfacción" del Gobierno regional.
En respuesta a los medios antes de comparecer en las Cortes para dar cuenta del Plan de Cultura, Felpeto ha explicado que la exhibición en ambas ciudades del "patrimonio artístico y bibliográfico" de este coleccionista es fruto de un "largo trabajo".
"Se trata de obras de vanguardia y arte contemporáneo. Muchas ciudades regiones y países aspirarían a tener esta colección", ha defendido Felpeto, que ha añadido que en estos momentos se trabaja para ver cómo va llegando la colección de Polo, que ahora se exhibe en Málaga.
El titular castellano-manchego de Cultura ha apuntado que en principio la fórmula para exhibir la colección del cubano-estadounidense Roberto Polo, hijo de inmigrantes gallegos, es la de la cesión.
Algunos de los artistas que destacan en la colección de Roberto Polo, compuesta por 7.000 obras, son Oskar Schlemmer, Laszlo Moholy-Nagy y Kurt Schwitters, tres de los grandes nombres del arte europeo.
Asimismo, también atesora obras de nombres como Marcel-Louis Baugniet, Marthe Donas, Prosper De Troyer, Marc Eemans, Pierre-Louis Flouquet, Huib Hoste, Paul Joostens, Joseph Leonard, Karel Maes, Jozef Peeters, Jules Schmalzigaug, Victor Servranckx, Edmond Van Dooren.
Polo (La Habana, 1951) recibió en junio de 2016 el Premio Capital de Arte en la categoría de Mecenazgo Internacional por sus donaciones al Museo del Louvre y el Metropolitan de Nueva York y durante su discurso anunció su decisión de ceder su legado a España.
Tal y como indicó durante una entrevista concedida a Europa Press, además del "origen sentimental", ha decidido depositar su colección en España por el "gran potencial turístico y cultural", así como por la falta de "competidores", a lo que se suma el "altísimo nivel" que ha comprobado tras sus visitas recientes a algunos museos españoles.
"Es un país increíble, donde la colección Polo se va exhibir como se merece", dijo el mecenas, que a pesar de tener "educación americana" reivindica que por sus venas "corre sangre española".