Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uma Thurman y Arpad Busson batallan por la custodia de Luna Florence

Arpad Busson, el multimillonario que fue la pareja de Uma Thurman entre 2007 y 2014, ha demandado a la actriz de 46 años en el Tribunal Supremo de Manhattan (Nueva York) por tratar de bloquear las visitas nocturnas establecidas con la hija de ambos, Altalune 'Luna' Florence.
El financiero francés testificó ante el juez como parte de la disputa legal que mantiene desde hace dos años con la estrella de Hollywood. Asimismo, Arpad Jr., el hijo de 18 años que Busson tuvo con la supermodelo Elle Macpherson, también estuvo presente para responder a preguntas sobre su progenitor y su hermanastra. También fue citada una niñera de la pequeña para relatar cómo son los cuidados de la pequeña y la relación de esta con su padre.
Durante el interrogatorio de su abogado, el fundador del Grupo EIM aseguró haber intentado realizar visitas nocturnas a su hija después de que ella naciera, pero fueron continuamente impedidas por la intérprete. "No fue difícil, fue imposible, fue inútil constantemente", respondió a la pregunta de Peter Bronsteun sobre la organización de esos encuentros con Luna. "Le pedí a la madre que pasara la noche. Pedí que Luna viniera a las Bahamas. Le pregunté en mayo, se entendía que la tendría en verano", subrayó Busson, que ante la ausencia de respuesta de su exprometida decidió emprender el proceso judicial en 2014.
Dicen los testigos de la vista oral que la pareja ni siquiera se miró a la cara cuando cada uno tomó asiento en los extremos de una inmesa mesa ante el juez Matthew Cooper. El abogado del multimillonario le preguntó a Uma por sus hábitos de consumo de alcohol y el letrado de la estrella se opuso a la línea de interrogatorio utilizada por la acusación, debido a que el galo se había opuesto a responder a las preguntas de la psicóloga designada por el tribunal, Sara Weiss, una apelación que fue admitida por el magistrado. Continuará*