Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Teatro de la Zarzuela llevará mañana al género a la música "grande" con 'Una noche de Zarzuela'

El director del Teatro de la Zarzuela, Daniel Bianco, y el elenco de artistas que participarán este viernes y sábado en el espectáculo 'Una noche de Zarzuela' confían en que la representación lleve a la zarzuela a dejar el ámbito de los "géneros chicos" para incluirla entre los "grandes" de la música teatral. "Será un día que quedará en las pátinas de la historia del teatro", ha asegurado Bianco.
El espectáculo, que tendrá lugar este viernes, 18 de noviembre, a las 20.00 horas, será, según Bianco, una representación variada del género dirigida por Jesús López Cobos y con un elenco de artistas compuesto por la soprano Ainhoa Arteta, el tenor José Bros, el bajo-barítono Carlos Chausson, la mezzosoprano Ana Ibarra y la solista de castañuelas Lucero Tena. El repertorio está compuesto por piezas de distintas obras que, según López Cobos, compone una representación "muy variada y con mucho contraste", con solos y partes orquestales, así como duetos.
"Se pasa en momentos de lo más cómico a lo más dramático. Eso hace que el concierto se pase brevísimo", ha explicado el director.
López Cobos, Premio Príncipe de Asturias de las Artes y, hasta 2010, director de la Orquesta Nacional de España, ha explicado que "siempre pensó que alguna vez antes de terminar su carrera le gustaría hacer un concierto de zarzuela" en el Teatro de la Zarzuela. "Es un concierto muy emocional", ha reconocido.
El propio López Cobos es quien ha elegido a los artistas para que participen en el espectáculo, contando con ellos para la selección de las obras que se representarán, una antología que incluye, entre otras, 'No corté más que una rosa' de 'La del manojo de rosas' que será interpretada por Arteta; '¡No puede ser! Esa mujer es buena' de 'La tabernera del puerto', interpretada por Bros; 'Caballero de Gracia me llaman', de 'La Gran Vía', a cargo de Carlos Chausson; 'Pobre chica la que tiene que servir', también de 'La Gran Vía', por Ana Ibarra; o el 'Intermedio' de 'El baile de Luis Alonso', que contará con la actuación de Lucero Tena.
"Ya en el ensayo de ayer yo disfruté muchísimo y me di cuenta de que mañana va a ser una noche en la memoria para siempre --ha asegurado Arteta--. Es una joya de concierto. Esto del género chico no me parece justo porque cuando se escucha de esta manera, de chico no tiene nada".
Todos los artistas han asegurado que es "un privilegio" actuar en el espectáculo tanto por contar con José Luis Cobos en la dirección como por el escenario, el Teatro de la Zarzuela, hacia el que varios de ellos aseguran que sienten "una vinculación personal" por diversas razones.
"Se está creando una magia especial que es la de querer salir al escenario a disfrutar, a hacer pasar un grato momento a todo el que venga a escucharnos y que se puedan olvidar de todos los problemas, de todas las inquietudes y hacer una paréntesis para disfrutar de nuestro género", ha explicado Bros.
Por su parte, Ibarra ha definido el espectáculo como "absolutamente increíble" y Chausson ha hecho hincapié en que se tratará de una forma de representar la zarzuela que "trabaja a fondo los detalles de las partituras" y "sube de nivel" al género, convirtiéndolo en "música grande". "Mañana va a ser una explosión de júbilo, de alegría y de descubrimiento de una música que está por descubrir", ha asegurado.
LA MUERTE DE LAS CASTAÑUELAS
Durante la presentación, varios de los asistentes han mostrado su preocupación porque consideran que la vertiente más artística de las castañuelas "se está perdiendo". De hecho, han elogiado el virtuosismo de Lucero Tena con este instrumento y han lamentado la falta de continuidad, a través de una escuela que perpetúe el estilo y el concepto de la artista, que, según ha explicado, concibe las castañuelas no como "un acompañamiento de la danza" sino con un instrumento por sí mismo.
Así, pese a que señalan que el instrumento continúa usándose y se ha extendido también a espectáculos en el extranjero y a hispanoamérica, ponen de relieve la falta de escuelas en Madrid que enseñen a utilizarlas y la escasa "apuesta" por este instrumento que, a su juicio, se hace desde las administraciones públicas.
En este sentido, el director del Teatro de la Zarzuela se ha comprometido a reivindicar este instrumento propio de la tradición española, aunque ha hecho hincapié en que deben ser las administraciones de cultura quienes pongan la "voluntad política" para garantizar que no se pierde la tradición.