Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Teatro Real recibe con elogios el colosal montaje de La Fura dels Baus de 'El holandés errante'

El Teatro Real de Madrid ha recibido con una ovación unánime el trabajo realizado por la Fura dels Baus en la producción estrenada este sábado 17 de diciembre de 'El holandés errante', la ópera de Richard Wagner, que ha contado con la dirección musical de Pablo Heras-Casado.
"Impresionante" y "espectacular" son algunos de los adjetivos con los que el público se ha referido a la puesta en escena de esta obra, basada en la obra 'Aus den Memorien des Herren Schnabelewopski', de Heinrich Heine, que narra la condena de un marino a vagar por los océanos hasta que la fidelidad y el amor de una mujer lo liberen de la maldición y le ofrezca el "anhelo de la salvación".
La compañía teatral capitaneada por Àlex Ollé ha trasladado esta narración al presente de Chittagong, la segunda ciudad más grande de Bangladesh, lugar que mantiene la espiritualidad que precisa esta obra de carácter romántico, con reminiscencias italianas y considerada la primera gran obra de Wagner, quien da aquí un gran paso creativo.
En este marco, entre restos de desguaces y amplias superficies de arena, ha destacado un imponente, colosal y sorprendente barco de 15 metros de altura, que ha quedado parcialmente escondido, puesto que la altura del proscenio es de nueve metros.
Una obertura de cinco minutos con una tormenta y un mar embravecido han sido suficientes para hipnotizar al espectador, testigo desde el comienzo de una elaborada puesta en escena de compleja elaboración técnica en la que han compartido protagonismo el reto escénico --tanto a nivel audiovisual como lumínico-- y el concepto wagneriano de espectáculo total.
Los elogios más destacados los ha recibido la soprano sueca Ingela Brimberg, encargada de defender el papel de Senta, la mujer que promete fidelidad al holandés, un trabajo realizado con una pasión y maestría que ha arrancado varios "bravos" por parte de los asistentes, que han aplaudido con fuerza.
Por su parte, el barítono Kwangchul Youn, en el papel de Daland, padre de Senta, ha convencido a la platea, que ha respondido con un aplauso caluroso.
Del mismo modo, el director musical, Pablo Heras-Casado, también ha recibido el apoyo del público, generoso en su agradecimiento.
Asimismo, aunque con menos intensidad, los asistentes han aplaudido el trabajo realizado por el director de escena, Àlex Ollé, de La Fura dels Baus.
INTENSO LIRISMO
El público ha destacado asimismo la "intensidad del lirismo" de una historia que refleja la búsqueda de la redención a través del amor, la lucha entre el bien y el mal, la luz y las tinieblas y el deseo de libertad de escapar del infierno marino y regresar al mundo terrenal.
A este estreno han acudido, entre otras personalidades, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo; el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo; así como el expresidente del Gobierno José María Aznar y la exalcaldesa de Madrid Ana Botella.
Se trata de la tercera producción de este título que se verá en el Teatro Real desde su reapertura --que se suma a la de 2003, con Daniel Barenboim y Harry Kupfer, y en 2010, con Jesús López Cobos y Àlex Rigola-- y se podrá ver los días 17, 18, 20, 23, 26, 27, 29 y 30 de diciembre y los días 2, y 3 de enero de 2017.