Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Teatro de La Abadía reparte los 'Premios y castigos' de Ciro Zorzoli: "El error en el arte no siempre es negativo"

El Teatro de La Abadía acogerá desde el próximo 3 de noviembre hasta el 20 de noviembre la obra 'Premios y Castigos', dirigida por Ciro Zorzoli con la compañía T de Teatre, en la que se indaga sobre la búsqueda de la perfección artística en un grupo de actores y "la existencia de una mirada prejuiciosa sobre el fracaso".
"El éxito es premiado y el fracaso es castigado con el silencio o la indiferencia. Ese modo de pensar, que tiene que ver con la realidad en la que estamos inmersos, ¿le hace bien al arte? Yo creo que no, porque el error no siempre es negativo", ha señalado en una entrevista con Europa Press el dramaturgo argentino.
En este sentido, Zorzoli ha reiterado la "obsesión" de la sociedad actual en "dar siempre en el blanco con lo que uno hace". "Pero el error a veces revela cosas nuevas: si siempre nos marcamos el éxito como meta, el arte empezará a achicar sus márgenes", ha alertado el autor.
'Premios y castigos' pone en escena a un grupo de actores (Mamen Duch, Carolina Morro, Jordi Oriol o Carme Pla, entre otros), que parece llevar a cabo un ensayo abierto. En el filo de realidad y ficción, los actores ponen en marcha varias piezas en las que van "fracasando sistemáticamente" y nunca llegan "a lo perfecto".
"Esta búsqueda de la perfección es una batalla perdida. A medida que van ejercitándose, ese objetivo se les vuelve inalcanzable y con el paso del tiempo, empiezan a tener problemas", ha afirmado Zorzoli, para quien sin embargo no se trata de una metáfora solo del teatro actual, sino de la sociedad.
"No es un homenaje, es una especie de intento de recuperar el teatro antes de que empezara a encorsetarse y ahogarse como expresión libre. No es una mirada satírica, sino humorística, de cómo los seres humanos manejan ciertos prejuicios en lo que hacen y esa mirada mata lo que quieren crear", ha criticado.
De esta manera, su punto de partida son sus experiencias con otros grupos de personas en los que atiende "a las relaciones humanas y sus conductas". "Toda reunión de un grupo de personas tienen sus particularidades. Yo tomo el mundo del teatro, pero no para quedarme encerrado en ese mundo, sino para trascenderlo, porque en el seno de todo núcleo de personas circulan tensiones inherentes a ellos", ha apuntado.
APUESTA POR EL MINIMALISMO
'Premios y castigos' propone una escena desprovista de casi cualquier decorado, en una apuesta "cercana al minimalismo", en el que la apuesta es "lo que sucede entre los actores". "Ellos son los absolutos protagonistas, es una obra de mucho desgaste físico", ha adelantado.
Estrenada ya en el Grec 2015 Festival de Barcelona, la obra por momentos adquiere "como un tono circense de presentaciones de números", con la particularidad de que muchas veces fracasan y solo en otros números "surgen momentos de verdad escénica que son maravillosos".
'Premios y castigos' es una coproducción de T de Teatre con el Teatre Lliure y Grec 2015. Con este trabajo, la compañía vuelve a colaborar con un nombre importante de la escena como ya hiciera en otras ocasiones con Sergi Belbel, Cesc Gay, Alfredo Sanzol o Pau Miró, entre otros.