Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arte al cuadrado

Con más de 5 millones de visitantes al año, era sólo cuestión de tiempo que la Tate Modern, el museo de arte contemporáneo más visitado del mundo, ampliara su espacio. Esta semana, por fin, ha estrenado ampliación: una monumental pirámide, de 10 pisos, diseñada por el estudio de arquitectura suizo Herzog & DeMeuron, los mismos que hace 16 años transformaron una vieja estación eléctrica abandonada, a orillas del Támesis, en el actual museo. La Tate aumenta así su espacio en un 60 por ciento para seguir disfrutando, de manera gratuita, de sus Picasso, Rothko o Matisse, pero también de numerosas performances que sorprenderán al visitante en cada esquina.