Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Susan Sarandon y Tim Robbins comparten cena con su primogénito ocho años después de su ruptura

Susan Sarandon y Tim Robbins se reunieron de nuevo el martes 20 de junio, ocho años después de su separación, y compartieron cena con su hijo mayor Jack Robbins, de 28 años, y otras dos personas en Venecia (California). El exmatrimonio comenzó a salir a finales de los años 80 tras trabajar juntos en el set de la película Bull Durham y se mantuvieron juntos hasta el anuncio de su separación en 2009. La ex pareja de actores comparten un hijo más, Miles, de 24 años.
En 2014, la veterana actriz comentó a la revista AARP que su papel en la obra de Broadway Exit the King la llevó reevaluar su relación con su exmarido. "No puedes hacer una meditación sobre la muerte y permanecer en una situación que no es auténtica", dijo. "Me hizo examinar dónde estaba en mi vida, y me obligó a realizar algunos cambios", añadió.
La ruptura entre la neoyorquina de 70 años y el polifacético californiano de 58 marcó una de las separaciones más impactantes de Hollywood. "La gente se acercaba a mí por la calle y me decía: 'Lloré y lloré cuando oí su ruptura'", señaló la artista al periódico británico The Telegraph en 2010. "Tal vez uno tiene una relación para tener hijos. Y después de ese punto te das cuenta que está terminada", subrayó.
En el año 2010, Sarandon comenzó a salir con Jonathan Bricklin, sin embargo, la participación de los tortolitos en un reality sobre seis neoyorquinos y sus parejas fue el detonante de la finalización de la pareja. "Ha causado mucha tensión en la relación. Susan no quería involucrarse en el show", dijo una fuente a The New York Post. Desde entonces, la oscarizada actriz no ha vuelto a ser vista en compañía de ningún hombre, salvo la de sus amigos más cercanos.