Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hotel permite dormir en el interior de un coche en Stuttgart

Un hotel permite dormir en el interior de un coche en StuttgartInformativos Telecinco

Los amantes del mundo del motor, podrán dormir dentro de un vehículo con las comodidades de un hotel en Stuttgart (Alemania), donde se encuentra un establecimiento para amantes del turismo automovilístico que permite a sus visitantes dormir en un cadillac, en un cine al aire libre o en una gasolinera.

Está situado en una parte del aeropuerto de Böblingen y el edificio ocupa la antigua torre de control del mismo. Se podría decir que este hotel, con habitaciones inspiradas en el mundo del automóvil es una parte más del museo Meilenwerk Stuttgart, dedicado también al mundo del automóvil.
El peculiar hotel abrió sus puertas en septiembre de 2009 y cuenta con 4 habitaciones individuales y 19 habitaciones dobles, aunque su mayor atractivo se encuentra en las otras diez habitaciones temáticas, perfectas para los amantes del mundo del automóvil.
Cuenta con habitaciones inspiradas en un taller antiguo, en una estación de servicio, en la Ruta 66 e incluso una habitación que simula un túnel de lavado, con sus rodillos incluidos.
Los visitantes encontrarán camas con el frontal de un Cadillac o de un Mercedes Benz, o podrán apreciar en sus paredes cuadros en los que aparecen pilotos que hicieron historia en la F-1.
Una de las habitaciones más especiales es la destinada al VW Beetle, y toda ella imita a una gasolinera de los años 50 muy colorida en la que en el centro se encuentra un VW Beetle original recortado que alberga la cama doble de la habitación. Las paredes representan un paisaje verde con unos edificios y un soleado cielo azul.
El hotel se encuentra cercano a Stuttgart, una verdadera delicia para cualquier amante del automóvil y de su historia, ya que muy cerca se encuentran los museos de Porsche y de Mercedes-Benz.