Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

San Sebastián 2016 cierra el año de la Capitalidad Europea de la Cultura entregando el testigo a Aarhus y Pafos

Urkullu dice que se recordará como "el gozne con un nuevo tiempo" en el que la ciudadanía hará suya la profunda significación de la convivencia
El Ayuntamiento de San Sebastián ha acogido este viernes el acto de clausura institucional de San Sebastián 2016 Capital Europea de la Cultura 2016, en el que se ha pasado el testigo simbólico a las ciudades de Aarhus (Dinamarca) y Pafos (Chipre), que ostentarán esta condición durante 2017. El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha destacado que la capitalidad DSS2016 va a ser recordada como "el gozne con un nuevo tiempo" en el que la ciudadanía hará suya la "profunda significación de la convivencia".
Además del lehendakari, numerosas autoridades han estado presentes en esta ceremonia de despedida, entre ellas la consejera de Educación, Cristina Uriarte, el consejero de Turismo, Comercio y Consumo, Alfredo Retortillo, o el consejero de Cultura y Política Lingüística, Bingen Zupiria, además del alcalde de San Sebastián, Eneko Goia.
También han participado en el evento la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria, el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, la presidenta de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Eider Mendoza, la representante del Ministerio de Cultura, Begoña Cerro, o el director general de la Fundación San Sebastián 2016, Pablo Berasategui, así como una representación de Cultura de la UE.
La ceremonia protocolaria, donde se han podido escuchar entre las diferentes intervenciones varias piezas musicales de voz y acordeón, y de danza, ha contado además con la presencia de representantes de Wroclaw, ciudad que este año ha compartido la capitalidad cultural con San Sebastián, y también de Aarhus y Pafos, que han recogido el testigo para el año 2017.
Representantes de estas dos últimas ciudades han recibido de manos del alcalde donostiarra y del director general de DSS216 la bandera de sus respectivos municipios, teñidas de color azul "como símbolo de paz y de convivencia". Goia ha deseado a ambas que "la experiencia que vivan sea tan intensa, tan rica y tan estimulante como lo ha sido para nosotros".
CONVIVENCIA
En su intervención, Urkullu ha resaltado que en San Sebastián "ha pivotado la capitalidad de todo un país". "Ha reforzado nuestra conciencia de identidad europea, nuestra ambición de construir, desde la cultura, una Europa solidaria, abierta, defensora de los derechos humanos y la convivencia", ha manifestado.
A su juicio, la capital guipuzcoana "ha arriesgado y ha acertado" y también "ha abierto la puerta a la innovación, la creación y la participación". "Ha apostado por los valores y ha incidido en lo que más necesitamos: Paz, Convivencia, Respeto, Derechos Humanos", ha subrayado el mandatario vasco.
Para el lehendakari, esta capitalidad cultural se recordará como "el gozne con un nuevo tiempo en el que haremos nuestra la profunda significación de 'convivir es vivir con'". Además, ha resaltado que San Sebastián ha apostado por las personas "creadoras" y ha ofrecido "oportunidades arriesgadas, innovadoras, con plena libertad".
"Ha demostrado que la cultura es diálogo, fomentado la creación en euskera, favorecido la convivencia lingüística, la riqueza de la diversidad. La capitalidad es la confirmación de Donostia como referencia internacional de la cultura", ha asegurado.
Urkullu ha querido poner en valor que esta capitalidad ha contribuido a "aumentar nuestra conciencia y espíritu cultural" y que, según ha afirmado, "nos ha decidido a que la Cultura cuente con una atención preferente en un nuevo Departamento en el Gobierno vasco". "Esta es la confirmación del peso de la cultura en nuestro proyecto de futuro global: Euskadi-Basque Country", ha concluido.
"CAPACIDAD DE REINVENTARSE"
Por su parte, Eneko Goia ha hecho un repaso de muchos de los eventos destacados que se han celebrado a lo largo de este intenso año 2016 y ha resaltado que el nombre de San Sebastián asociado a la Cultura a viajado "de Washington a Tokio" pasando por muchas ciudades. "En definitiva, hemos sido capaces de reinventarnos, desde lo que somos, una pequeña ciudad vasca en conexión con el mundo, desde nuestras raíces a las vanguardias".
"Este reto nos ha llevado a mejorar como ciudad. Hoy podemos decir que Donostia es una ciudad que ha crecido, que se ha abierto al mundo, que ha aprendido, con sus aciertos y desaciertos, a imaginar, a soñar, a ponerse nuevas metas, a trabajar de forma colaborativa", ha manifestado.
En esa línea, ha hecho a mención a sus predecesores en el cargo, Odón Elorza y Juan Karlos Izagirre, por su labor en este proyecto y se ha mostrado convencido de que San Sebastián "ha respondido a la misión que le fue encomendada", al tiempo que ha resaltado la importancia de todos los agentes que se han implicado en el proyecto, y en especial la de "todos los donostiarras". "Lo que hemos conseguido es una obra colectiva que nos impregna y que, conscientes o no de ello, dará frutos durante muchos años", ha concluido.