Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Saving Christmas' y Kirk Cameron se llevan el Razzie a lo peor del año

A pocas horas de que se entreguen los Oscars, los Spirit premiaron, en su trigésima edición, a lo mejor del cine independiente estadounidense. En la playa en Santa Mónica, en el condado de Los Ángeles, la película 'Birdman', del cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu, se llevó el premio más importante, el de mejor película. Julian Moore se hizo con el galardón a la mejor actriz por su interpretación en 'Still Alice'. Y por su papel en 'Birdman', Michale Keaton se hizo con el Spirit al mejor actor. Lo que también conocemos a pocas horas de los Óscar son los premios a las peores interpretaciones y a la peor película. Se entregaron en una desenfadada gala de los premios Razzie, que premian los mayores desastres cinematográficos de la industria de Hollywood. 'Saving Christmas', la comedia cristiana sobre la Navidad fue proclamada peor película, se llevó el Razzie al peor guión y su protagonista, Kirk Cameron, el de peor actor. Su interpretación fue tan mala que el jurado le otorgó "a él y a su ego" el premio a la peor interpretación conjunta. Mala noche para los Carmeron, porque, otra Cameron, Cameron Díaz, se llevó el Razzie a la peor interpretación femenina por su películas The Other Woman y Sex Tape. Los premios a los vencedores de esta trigésimo quinta edición de los Razzies se otorgaron en el teatro The Montalbán, en Hollywood, muy cerca del teatro Dolby, donde el domingo por la noche se entregarán los Óscar.