Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sara Carbonero lamenta no haber podido celebrar Halloween

Sara Carbonero, su marido y los pequeños Martín y Lucas se han quedado con las ganas de celebrar Halloween. Tal y como relataba hace unas horas la presentadora en su cuenta de Instagram, los niños de la casa están algo enfermos y tuvieron que cancelar sus planes en la Fiesta de Todos los Santos.
"Este bodegón sí que da miedo. Los virus han llegado a casa para quedarse, así que este año no podemos celebrar la noche de Halloween como nos gustaría. Toca sesión de sofá, manta y muchos mimos para todos", decía la conductora de Telecinco. Con una mezcla de pesar, resignación y sentido del humor, la periodista añadía cuatro hashtags muy reveladores: #quémalsepasacuandosontanpequeños #teníamostodopreparado #otroañoserá #LeydeMurphyquémalmecaes.
Horas después, Sara compartió una fotografía, en la que aparecía parte de una lápida, rodeada de rosas, en la que se podía leer: 'Solo muere lo que se olvida'. Carbonero rubricó la imagen con un mensaje dedicado a todos sus familiares fallecidos: "No os olvidamos".
La presentadora deportiva volvía a estar en el ojo del huracán esta semana, en esta ocasión por el desorbitado precio del diseño que lució en la fiesta Dragôes Douro 2016, que deslumbró al resto de asistentas, entre las que se encontraban muchas esposas de los compañeros del portero en el Oporto. El modelo, un vestido de color champán con diamantes incrustados, cuesta la nada más y nada menos que 7.400 euros, un precio por el que algunos han puesto el grito en el cielo.