Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santiago Auserón, Premio Nacional de Músicas Actuales 2011

El músico Santiago Auseróncuatro.com

Destaca "la gran versatilidad del artista"

Santiago Auserón ha sido galardonado este jueves con el Premio Nacional de Músicas Actuales 2011 que concede el Ministerio de Cultura, dotado con 30.000 euros. Esta es la tercera edición de esta distinción, con la que anteriormente fueron reconocidos Joan Manuel Serrat (2009) y Amaral (2010). En su fallo, el jurado ha destacado "la gran versatilidad del artista, que le ha permitido transitar desde el pop de vanguardia hasta el blues, pasando por el danzón y otros sones latinos". Además, ha subrayado especialmente "sus trabajos de investigación y la calidad poética de sus letras".
Nacido en Zaragoza el 25 de julio de 1954, estudió Filosofía en la Universidad Complutense de Madrid y en la Université de Vincennes, París VIII. Fue cantante y compositor del grupo musical Radio Futura entre 1980 y 1992 con notable éxito. En una nueva etapa, creó su alter ego Juan Perro (desde 1993 hasta la actualidad), y también ha publicado álbumes con su propio nombre (Las Malas Lenguas, 2006).
Desde 1977, Auserón publica artículos sobre música, arte y pensamiento en diarios y revistas especializadas. Realiza la traducción del libro La Ciudad Infinita de Catherine François (Pre-Textos, Valencia, 1992). Da conferencias sobre la nueva música popular en el País Vasco y Madrid, y otras de contenido filosófico y musical en las Universidades de Madrid, Granada y Valencia.
Publicó La imagen sonora. Notas para una lectura filosófica de la nueva música popular (Episteme, Valencia, 1998); Canciones de Radio Futura (Pre-Textos, Valencia, 1999) y el artículo Notas sobre Raíces al viento, en el libro Las culturas del rock, editado por Luis Puig y Jenaro Talens, (Pre-Textos, Valencia, 1999).
Ha realizado colaboraciones en disco con numerosos artistas: Compay Segundo, Kiko Veneno, Raimundo Amador, La Barbería del Sur, Malevaje, Pau Riba, Carlos Cano, Pancho Amat, Guerrilla Gorila, Marina Rossell. Participó en el proyecto De Granada a la Luna (1998) en homenaje a Federico García Lorca. Compone las canciones para la obra Cacao de la compañía teatral Dagoll Dagom (2000), por la que obtiene el Premio Max de las Artes Escénicas (2001).
Juan Perro
Como Juan Perro ha publicado cinco discos, el último de ellos en 2011 (Río Negro), y ha obtenido premios al mejor músico del año (Cambio 16, 1995), mejor disco de rock latino en español (por Raíces al viento, según la revista La banda elástica de Los Ángeles, EEUU, 1995), premio a la mejor trayectoria artística (La banda elástica, Los Ángeles, EEUU, 2000). En reconocimiento al conjunto de su labor cultural, recibe la Medalla de Oro Santa Isabel de Portugal, de la Diputación Provincial de Zaragoza (2002)
En 2009 volvió a la carretera con su alter ego Juan Perro y giró por toda España con reconocimiento de público y crítica. Recibió también el premio del Ayuntamiento de Montilla (Córdoba) 2009, como homenaje a su trayectoria artística y profesional, en reconocimiento a su aportación a la música.
Siempre interesado en diferentes disciplinas artísticas, en 2010 vuelve a girar por toda España y da conferencias en la Universidad de Murcia, en la Universidad de Valencia, participa en el décimo aniversario de La Música Contada, en el Festival Perfopoesía de Sevilla y en el Festival de Poesía de Almería. Su último disco, como Juan Perro, es Río Negro, de este mismo año.
El jurado, presidido por el director general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), Félix Palomero, ha estado integrado por Silvia Rodríguez Grijalva, Montserrat Portús Francolí, José Manuel Rodríguez Ruiz y Emilio Santamaría Espinosa. Patricia Godés Marco ha excusado su presencia en último momento por motivos personales. Antonio Garde, subdirector general de Música y Danza del INAEM, ha actuado como vicepresidente.
"La música en España todavía sufre un atraso"
El galardonado ha manifestado su alegría por el reconocimiento, al tiempo que ha lamentado que la música en España todavía sufra un "atraso en relación con otras artes". En esta línea, ha admitido que le ha sorprendido el galardón, dotado con 30.000 euros, pues él estaba "mentalizado para seguir haciendo una tarea guerrillera y de resistencia pese a las dificultades crecientes en el medio". "Estaba preparándome psicologiamente para seguir aguantando el temporal sin dejar de meter riesgo artístico en la jugada", ha agregado.
Auserón ha relatado que la llamada de la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, le ha pillado "en mitad de la redacción de una frase" del libro que está escribiendo, por lo que el momento ha sido un poco "confuso". Una vez superado ese instante, ha reconocido que es una gran noticia para "ese poquito de vanidad que todos tenemos" y para la gente que le acompaña "desde hace años" en condiciones de "riesgo".
Aparte de recordar a sus amigos más cercanos y a todos los que trabajan con él, ha tenido también palabras de agradecimiento para "la gente que va a casi todos los conciertos y que no para de meter información en las redes sociales". "La asignación económica va a ser para dar oxígeno y quitar números rojos en la oficina, pues para aguantar los puestos de trabajo llevamos tres años al filo de lo imposible", ha confesado.
Volviendo sobre la situación de los músicos, ha resaltado que hay leyes para cineastas, y también existe la Ley del Libro, pero "no hay una legislación precisa, ni un colectivo estable, ni protección social para la música". "A la música en España se la considera aún una herencia de la farándula y de los ambientes picarescos", ha lamentado.
Por eso ha planteado: "Llevamos ya muchas décadas tratando de dignificar la canción popular española sin que pierda cercanía respecto a la gente, intentando ennoblecerla para que sea un vehículo de divertimento y conocimiento. Es un objetivo difícil en este país en particular, pero existe un círculo de gente comprometida con la Cultura que sigue creyendo que las canciones sirven para imaginar horizontes interesantes". "A ese club estamos afiliados", ha sentenciado.