Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sabina sufre en Madrid un 'Pastora Soler'

Pocas veces un concierto habia despertado tanta expectación como el de Joaquín Sabina ayer en su vuelta a Madrid tras cinco años, pero el desenlace no fue ni mucho menos el esperado. Despidió antes de tiempo por no encontrarse bien.
El aforo completo se encontraba completo con 14.000 personas en su esperado regreso a los escenarios de Madrid, en el palacio de los deportes. El cantante jienense reconoció, nada más empezar el concierto, que estaba muy nervioso. LLegó a las lágrimas en algunos momentos, hasta que ya no pudo más. Sabina se sintió mal y se despidió media hora antes de lo previsto en medio de la conmoción de sus fans.
'Y nos dieron las 10' fue su última canción. Pero los problemas surgieron a mitad de concierto. Sabina hizo un receso y cedió el protagonismo a los músicos para regresar después confesando, consternado, que habia sufrido 'un Pastora Soler', una crisis de pánico escénico como la que ha apartado a la cantante andaluza de los escanarios. Sabina mantiene sus próximos conciertos, el martes 16 en Madrid, y 22 y 23 de diciembre en Barcelona.