Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La SGAE recibe la partitura 'Manuscrito Torrijos' de Enrique Granados

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha recibido este miércoles 16 de noviembre la partitura 'Manuscrito de Torrijos', de Enrique Granados, para su conservación y custodia.
Esta donación que el músicologo Douglas Riva ha cedido a la SGAE es de gran relevancia pues se trata de una partitura que había ido a parar a manos privadas y sólo recientemente, gracias al musicólogo Walter Clark y al propio Riva, se ha podido recuperar.
'Torrijos' es la primera obra que Granados escribe junto al escritor Fernando Periquet, autor del libreto de Goyescas. Se trata de música incidental para un drama en cuatro actos --que no se llegó a estrenar-- en homenaje al General José María Torrijos y Uriarte (1791-1831) que luchó en la guerra de Independencia contra los franceses.
Torrijos fue fusilado en una playa de Málaga en una de sus intentonas de derrocar a Fernando VII, hecho recogido por Espronceda en un poema y por el cuadro de Antonio Gisbert, conservado en el Museo del Prado.
Por otro lado, también se ha presentado 'Obras Orquestales de Enrique Granados', que recoge, en un solo volumen, las obras para orquesta del compositor catalán, a cargo del propio Riva.
Este volumen pone el broche de oro a los numerosos actos conmemorativos del centenario de la desaparición de Enrique Granados en 1916. Con este evento la entidad cierra el ciclo de homenajes en torno a la figura del compositor precedidos por una exposición y dos conciertos.
Editado gracias a la SGAE y el ICCMU (Instituto Complutense de Ciencias Musicales) este libro recopila la obra completa del maestro compuesta para diversas formaciones orquestales.
Riva es internacionalmente reconocido como 'un profundo conocedor de la música española' y, concretamente, de las obras de Enrique Granados (1867-1916). Su especialización en el legado del compositor ha quedado patente, no sólo en la edición de estas obras, sino también en la grabación de las mismas para el sello discográfico Naxos.