Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rossy cumple 50 años en lencería

La 64º edición de la Mercedes Benz Fashion Week de Madrid ha arrancado con el erotismo y sensualidad de la firma de lencería catalana Andrés Sarda, que ha tenido como madrina a Rossy de Palma, la encargada de abrir la pasarela.
Para la próxima primavera verano, la colección está inspirada en las cuatro estaciones en las que se mezcla la fantasía y los sueños. En la primavera verano, los trajes de baño estampados realizados en organza con cristales de Swarovski y lentejuelas son los protagonistas, mientras que en el otoño invierno, la lencería repleta de transparencias que son sensualidad en estado puro.
La paleta de colores del verano abarca el amarillo, el rosa, azul, naranja y fucsia, también estampados que recuerdan a la porcelana china y las rayas, un clásico año tras año para la época estival a la que ha puesto música el grupo colombiano Bomba Estéreo con Fuego, el tema central de Kiki, el amor se hace, la película de Paco León.
El otoño rinde homenaje a la vegetación y no faltan las prendas preciosistas con aplicaciones de Swarovski, lentejuelas y abalorios y el invierno viene potente con el rojo y piezas lúdicas, con flecos, tules; pero también hay colores clásicos y elegantes como el blanco y el negro.
El desfile terminó como empezó, con Rossy de Palma, la musa de Jean Paul Gaultier, cerrando el desfile enfundada en un maxilazo rosa mientras se contoneaba sobre la pasarela. Un desfile que ha coincidido con su 50 cumpleaños ¿Qué mejor manera de celebrarlo?