Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rocío Jurado, la cara y la cruz de la felicidad

Este pasado 1 de junio se cumplieron diez años de la muerte de Rocío Jurado. Una década sin la más grande donde su familia ha vivido una auténtica transformación. Desde su desaparición, los Ortega-Mohedano han vivido una serie de sucesos donde la fatalidad ha sido la protagonista.
Desde que su viudo saliese de la cárcel y rehiciese su vida con Ana María Aldón, la vida de su hijo José Fernando ha ido cayendo en un abismo del que parece no haberse recuperado. El hermano de Gloria Camila lleva luchando varios años contra sus adicciones y malas compañías, una batalla en la que su familia siempre ha apostado por él.
Pero después de unos meses de ausencia mediática, él mismo decidía volver a la paletras con tres exclusivas. La primera fueron unas fotografías pactadas donde demostraba que había vuelto con su exnovia Michu, la segunda una entrevista donde hablaba de la futura boda de su hermana Rocío Carrasco, y la tercera y más explosiva era el anuncio junto a Michu de que estaban esperando un bebé. La buena nueva provocó una auténtica revolución entre sus más allegados, sobre todo por la confesión que realizó a Pepe del Real: "Sí, he recaído".
Su primo Eugenio y su hermana Gloria Camila han intentado que entre en razón para que vuelva a ingresar en una clínica de rehabilitación en Madrid, una lucha que les ha llevado casi a la desesperación. Por otro lado, Michu ya ha pasado por Sálvame Deluxe para confirmar lo que era una 'secreto' a voces: la pareja no esperaba ningún bebé. Mientras ella mantiene que ha perdido el bebé, muchos afirman que nunca estuvo embarazada, una guerra que parece no terminarse por el momento.
Y del abismo que vive uno de los hijos de Rocío Jurado pasamos a la felicidad inmensa que disfruta la hija mayor de la desaparecida cantante. Rocío Carrasco celebrará esta próxima semana una boda de tres días en la finca Valdepalacios, en Toledo. El martes 6 comenzará la gran fiesta que culminará con el 'sí quiero' de la pareja el miércoles 7 de septiembre ante 230 invitados.
Rocío Carrasco ya ha demostrado públicamente lo inmensamente feliz que es ahora que se va a casar con Fidel Albiac tras dieciséis años de relación. Una boda en la que seguro lo más comentado es, a parte del vestido de la novia, las sonadas ausencias.