Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey Felipe VI acude al funeral por el duque de Medinaceli

El Rey Felipe VI presidió el funeral en memoria de Marco Hohenlohe tras confirmarse unas horas antes su asistencia en la agenda oficial de la Casa Real. La ceremonia, que tuvo lugar en la basílica de Jesús de Medinaceli (Madrid), reunió a realeza y nobleza española para darle el último adiós al difunto duque de Medinaceli.
Marco de Hohenlohe, duque de Medinaceli, falleció la madrugada del 19 de agosto tras tres días en coma a los 54 años de edad. La noticia de su fallecimiento la dio su hermana, Flavia Hohenlohe, en su página oficial de Facebook. "Con gran pena en mi corazón os tengo que decir que Marco ha muerto rodeado de su familia y seres queridos. Le habéis dado muchas alegrías y él a nosotros también nos alegraba las mañanas", escribió Flavia.
El duque de Medinaceli falleció el pasado 19 de agosto en Sevilla a los 54 años de edad, víctima de una larga enfermedad. Arrastraba graves secuelas desde el accidente de moto que sufrió en 1996, que lo dejó en coma una larga temporada.
El ducado de Medinaceli se considera el más importante de la nobleza española. Sus orígenes se remontan al siglo XIII y tiene su origen en la descendencia primogénita del Príncipe Don Fernando, hijo mayor y malogrado sucesor de Alfonso X, Rey de Castilla y León.
El título lo herederá ahora la hija de Marco de Hohenlohe-Langenburg y Medina, Victoria, que con 19 años estudia en la actualidad Historia y Economía en una universidad de Madrid. Su padre apenas ostentó el título durante dos años, cuando lo heredó después de fallecer su abuela, Victoria Eugenia Fernández de Córdoba, más conocida como 'Mimi'.
DON FELIPE COINCIDIÓ CON SU EXCUÑADO JAIME DE MARICHALAR
Según la Constitución española, al Rey le compete la concesión de títulos nobiliarios. También al monarca han de remitirse las solicitudes para heredar el título, a través de un expediente que se tramita con el Ministerio de Justicia.
Don Felipe coincidió con su excuñado Jaime de Marichalar y acudió acompañado por el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín. A su llegada al templo sagrado, el Rey saludó a los dos hermanos del fallecido, Pablo y Flavia, mientras sus hijos Victoria, duquesa de Ofalia, de 19 años, y Alexander de Hohenlohe, marqués de Navahermosa, de 17, esperaban dentro de la iglesia.
Entre los asistentes pudimos ver a Carlos Falcó junto a Esther Doña; a Cristina de Borbón Dos Sicilias con su marido Pedro López de Quesada; Eugenia Silva con Alfonso; Miriam Ungria; Pilar Medina Sidonia; el Duque de Aliaga; Alicia Koplowitz; José Miguel Fernández Sastrón; Lita Trujillo; Ana Gamazo; Nora de Linchestein; Javier Soto; VeVa Longoria, entre otros.