Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rafael Amargo: "Estoy más solo que la una y en la gloria"

Rafael Amargo lleva toda la vida cosechando arte. A partir de marzo le podremos ver en el Teatro La Latina con la obra "Un chico de revista" en la que incluso se lanzará a cantar. Recibe premios que le recuerdan la valía que tiene dentro y fuera de los escenarios y como prueba de ello, el Premio Voz Própolis 2016 y La Medalla de Oro del Mérito a las Bellas Artes. Tras una vida intensa reconoce que hay etapas de su vida que se perdió pero que la balanza compensa. Es padre de dos niños León (12) y Dante (9), fruto de su pasada relación con Yolanda Jiménez, de la que se separó hace 8 años. Nos cuenta cómo está su vida ahora y repasamos junto a él algunos de sus momentos más destacados.
CHANCE: Recibes el premio Voz Própolis 2016, ¿Te sueles cuidar mucho la voz?
RAFAEL AMARGO: Ahora tengo que empezar a cuidármela más. Al no tener que cantar le daba mucha menos importancia pero ahora sí porque es el instrumento con el que tengo que mostrar mi arte. En este espectáculo sí que voy a cantar.
CH: ¿Ya estás con "Amor Amargo"?
R.A: Ya estoy con "Amor Amargo" y estoy con "Un chico de revista". Ya hemos empezado los ensayos de esta última con Juan Luis Iborra y el día 3 de marzo estrenamos en el Teatro La Latina durante siete semanas.
CH: Te han dado la Medalla de Oro del Mérito a las Bellas Artes, ¿Sientes que por fin se reconoce tu trabajo?
R.A: Sí, este año ha sido un año bonito de reconocimiento y el 2017 será de celebrar que es cuando lo entregan. Estoy muy contento porque ha sido una gran sorpresa, no es normal que lo den a la edad que tengo porque lo normal sería que lo dieran con 20 años más. Estoy muy agradecido.
CH: Empezaste muy pronto a trabajar en el mundo del arte, ¿Sientes que te perdiste ciertas cosas?
R.A: Sí, digamos que no viví todas las etapas de la vida como tocaba y pasé de niño a hombre. Perdí una parte de la adolescencia que me hubiera gustado vivir y me hubiera gustado haber vivido como lo que era, un adolescente.
CH: ¿Eso no te da pena?
RA.: Pienso también que fui muy afortunado porque la vida me dio cosas que otros niños no tenían.
CH: ¿Tu familia te apoyó siempre?
R.A: Mi familia siempre va conmigo a todos los lados (ríe).
CH: ¿Alguno de tus hijos apunta maneras?
R.A: No, que va (ríe).Mis hijos no apuntan manera como bailaores, sólo les gusta el fútbol y la guitarra. Como ellos han crecido en el teatro y lo llevan tan integrado, quieren hacer otra cosa que les parezca más atractiva.
CH: En alguna ocasión has dicho que intentas educar a tus hijos para que miren a través del corazón, ¿Esto ha sido difícil?
R.A: Bueno, la educación es muy difícil pero hay que hacerla muy bien y con muchísimo respeto porque según eduques a un niño así crece. Es una responsabilidad muy grande ser padre.
CH: El hecho de llevarte tan bien con Yolanda, la madre de tus hijos, ¿Ha facilitado las cosas?
R.A: Evidentemente, mis hijos han crecido y crecen muy bien porque Yolanda y yo tenemos una relación cordial.
CH: Siempre has sido muy abierto, ¿Te has sentido rechazado en algún momento en el mundo del flamenco?
R.A: No me he sentido rechazado en el mundo del flamenco porque ahora está muy moderno. Hay muchísimos personajes que tienen su condición abierta y contada y ya no es como antiguamente, ahora somos muy modernos (ríe).
CH: Se te ve muy avispado y dicharachero, ¿En el amor eres igual?
R.A: El Señor me ha dado tantas cosas buenas que de ese aspecto se ha olvidado pero no pasa nada (ríe), no me lo va a dar todo.
CH: ¿Ahora cómo te trata?
R.A: Ahora estoy más solo que la una y en la Gloria. Tengo mucho tiempo para mis amigos y no quiero estar con nadie.
CH: Hablando de amigos, habéis sufrido la pérdida de Bimba Bosé, ¿Cómo lo estás viviendo?
R.A: Estoy un poco cabreado con el mundo porque ha dejado dos hijas. Bimba Bosé era una persona muy brillante, siempre sonreía y llevó su enfermedad con muchísima dignidad. Me pongo muy mal lo siento, no puedo hablar...
CH: Háblanos de tus próximos proyectos entonces...
R.A: Hago "Un chico de revista" hasta mediados de abril; retomo con "Electric" que es un espectáculo que ya hice el año pasado para Platea y tengo una película que se empezará a rodar en mayo. El director es Andreu Castro, que ya hizo "Pasajes del agua" con Lola Herrera.