Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Plataforma en Defensa de Libertad de Información reprueba el archivo de la agresión de un policía a periodistas en 2014

La Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) ha tachado de "propio de países autoritarios que la Policía pueda agredir a periodistas, o a cualquier otra persona que esté documentando sus actuaciones, y que estas agresiones queden impunes", después de que la Audiencia Provincial de Madrid haya archivado la denuncia interpuesta en 2014 por cuatro fotoperiodistas que acusaban a un agente de la Unidad de los Antidisturbios de haberles agredidos mientras realizaban su trabajo en la protesta del 'Jaque al Rey' del 29 de marzo de ese año.
En un comunicado, la PDLI ha recordado que ya denunció hace un año ante las autoridades europeas "la violencia policial contra periodistas, informadores freelance o activistas en la cobertura de acciones de protesta".
"El caso de la manifestación 'Jaque al Rey', además, no es un hecho aislado: gran parte de los ataques a la libertad de información que la PDLI ha venido monitorizando desde su constitución se han producido por detenciones o agresiones a periodistas en manifestaciones, encierros o desahucios", ha apuntado la plataforma.
En este sentido, la PDLI ha insistido en que el derecho a la información de los ciudadanos es "un pilar esencial de la democracia, y que debe garantizarse que no exista ningún obstáculo para que hechos relevantes (incluyendo las actuaciones policiales) lleguen al conocimiento de la ciudadanía".
"Por eso, cualquier persona que esté documentando estas situaciones, sea o no periodista profesional, pertenezca o no a un gran medio, merece protección, como la PDLI ha venido poniendo en relieve desde su constitución. Con esta resolución, la Audiencia Provincial de Madrid da carpetazo al caso tras haber reabierto la causa en enero de 2015, de lo que informó en su momento la PDLI", ha concluido.