Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Plataforma en Defensa de la Libertad de Información pide formación desde la infancia para combatir las 'fake news'

La Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) ha alertado este martes 21 de febrero del riesgo que suponen las 'fake news' o noticias falsas para las sociedades democráticas, un peligro que pasa por la "desinformación" de la ciudadanía.
"Yo creo que falta educación, falta formación, falta criterio y eso no se aprende a los 30 ni a los 40 ni a los 50. Eso tiene que venir desde la escuela y debe ser un trabajo colectivo, por parte de todos los agentes implicados en esto", ha advertido la presidenta de la plataforma, Virginia Pérez Alonso, que ha agregado que el riesgo es "muy grande".
En una entrevista concedida a Europa Press, con motivo de la celebración del coloquio 'Noticias falsas: disfrazar la mentira de realidad', la presidenta de la plataforma, Virginia Pérez Alonso, ha explicado que las llamadas 'fake news' son noticias "deliberadamente" falsas, es decir, que "alguien está difundiendo una información a "sabiendas de que es falsas".
Pérez Alonso ha detallado que hay personas que están llevando a cabo estas prácticas "para generar ingresos". "Hoy por hoy, la publicidad en Internet se vende, como se dice vulgarmente, a volumen. Cuantos más clics generas, más ingresos por publicidad", ha señalado, al tiempo que ha precisado que "hay gente que monta webs sabiendo que el contenido se va a difundir rápidamente a través las redes sociales si generan un contenido viral y, por tanto, les reporta unos ingresos en publicidad".
Pero, como ha apuntado la presidenta de la PDLI, existen también motivaciones geopolítico-estratégicas. "The New York Times y The Washington Post han publicado informaciones sobre cómo la inteligencia rusa, por ejemplo, ha estado detrás del auge de Trump y de su victoria en las elecciones", ha relatado Pérez Alonso.
LA "OPORTUNIDAD" DE LOS MEDIOS
En este contexto, la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información ha puesto sobre la mesa la "enorme oportunidad" que tienen los medios de comunicación "de hacer las cosas bien", de hacer buen periodismo y de "filtrar la información" que también es su labor.
Con el objetivo de luchar contra esta praxis, la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información ha elaborado un decálogo titulado 'Contra la posverdad: 10 fórmulas para hacer frente a las noticias falsas' que, según ha detallado la presidenta de la asociación, intenta ser una guía para moverse en este nuevo entorno "sin caer en todos estos bulos y en todas estas trampas". "No hay una receta mágica. Son diez pautas de sentido común", ha subrayado.
El documento, al que ha tenido acceso Europa Press, advierte de la "amenaza" que suponen las noticias falsas para la libertad de información, y hace un llamamiento a toda la sociedad en su conjunto para que se enfrente con "firmeza a esta lacra en defensa de un entorno informativo fiable y responsable". Así, apunta que "todos los actores de la cadena informativa" deben combatir y no fomentar la difusión de 'fake news'.
También aboga por llegar a una "definición consensuada" de lo qué debe considerarse bulo o noticia falsa; anima a los usuarios de contenidos a verificar las fuente, el autor, la fecha y la procedencia de los contenidos que comparten; y apunta que los medios de comunicación y los periodistas deben "cumplir sus obligaciones éticas". Además, cree que el periodismo de 'Código abierto' (que muestra el proceso de elaboración de las noticias) es "uno de los mejores antídotos" contra la publicación de noticias falsas.
Por otro lado, recomienda que las técnicas de verificación de contenidos cumplan "los estándares internacionales consensuados" en esta materia; así como evitar el Derecho penal como instrumento para combatir las noticias falsas y "cualquier forma de injerencia política en el normal funcionamiento de los medios".