Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pixar viaja al Mundo de los Muertos en su cinta "carta de amor" a México 'Coco'

La colorista película explora "lo que significa" pertenecer a una familia
Disney Pixar viaja al Mundo de los Muertos en su nueva película 'Coco', una "carta de amor" a la cultura mexicana y también a la música y a la cultura, han explicado en rueda de prensa este miércoles el codirector Adrian Molina y la productora, Darla K. Anderson.
En el largometraje, que se estrenará en diciembre, el aspirante a músico Miguel --de 12 años-- atraviesa el "maravilloso" Mundo de los Muertos, en el que habitan sus antepasados, oponiéndose a la prohibición de su familia de convertirse en músico, como su exitoso tatarabuelo Ernesto de la Cruz.
Anderson ha concretado que la cinta explora "lo que significa formar parte de una familia", mientras que para Molina, la película relata también una historia de encuentro y conexión con los antepasados, además de mostrar a un joven personaje apasionado, en este caso por la música.
"México tiene una diversidad tan grande de géneros musicales que queríamos escarbar y encontrar cada uno de ellos", ha dicho Molina, que ha celebrado la importancia de la música en el largometraje.
Para la creación de esta "celebración cultural", Disney Pixar ha partido de una investigación de la cultura mexicana con numerosos viajes a este país, integrando rasgos característicos de ésta, como la tradicional fiesta mexicana Día de Muertos, Patrimonio de la Humanidad, en la que se ponen puentes de pétalos de magnolia para conectar con las almas.
Han explicado que para el proyecto, el equipo viajó a diversas zonas de México en cinco viajes importantes en los que entraron en contacto con familias tradicionales y habitantes de ciudades más cosmopolitas: "Fue muy beneficioso estar allí el Día de Muertos y experimentarlo", ha dicho Molina, que ha asegurado que el equipo quedó fascinado por la comida, los colores y la música de este país.
PERROS Y ALEBRIJES
La cinta también adopta otros elementos como la raza de perros xolo --sin pelo y con caída de dientes--, además de coloridos y múltiples alebrijes --típicas artesanías de cartón tradicionales pintadas con llamativos colores--.
El Mundo de los Muertos está también poblado de calaveras y esqueletos animados, todo un reto para Disney Pixar, al que ha añadido criaturas vivas y muy coloridas basadas en el arte mexicano, como un chihuahua y dichos alebrijes.
"Este viaje al Mundo de los Muertos es algo distinto a todo lo que hemos hecho. Es una gran película", ha dicho Molina, mientras que Anderson ha asegurado que buscaron entre cientos de niños hasta dar con la voz de Anthony González.
En el Mundo de los Muertos al que Miguel consigue acceder a través de un puente de pétalos puede ver a sus antepasados, "un mundo expansivo que excede a cualquier cosa que haya visto antes", y que Disney Pixar nunca ha puesto en pantalla, aunque guarda ciertas conexiones con la cinta 'Del revés'.
De hecho, ha asegurado sobre los vínculos entre ambas que hay un mismo acercamiento a la recreación del espacio, ya que los personajes del Mundo de los Muertos representan emociones: "Es una tierra poblada por almas de personajes que estaban vivos".
Esto hace que se haya reflejado una energía multitemporal, como una especie de árbol familiar que atraviesa los años, ya que contiene pirámides aztecas, arquitectura postcolombina y hasta grúas.
Preguntados sobre el protagonismo de personajes latinoamericanos en sus producciones, Molina ha destacado que es fantástico y que "siempre es un buen momento para presentar la diversidad sobre la pantalla".
Preguntados sobre las conexiones entre esta carta de amor a México y la situación política norteamericana, Molina ha evocado sus orígenes mexicanos y ha dicho que la película empezó a proyectarse ya hace seis años, aunque ha celebrado que haya cintas "con personajes positivos y empáticos de los que enamorarse".