Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Piezas de Benlliure, Rodin o Degas en una exposición que homenajea la escultura y la fundición en Zamora

El antiguo Palacio Provincial de la Diputación Provincial de Zamora acogerá a partir del 3 de febrero la exposición 'Tres siglos de Escultura, Fundición Codina', compuesta por más de 70 piezas, todas ellas originales, en bronce, réplicas a escala, moldes de barro, escayola y silicona, de autores como Benlliure, Rodin, Degas, Eduardo Barrón, Julio López Hernández, Baltasar Lobo o Pablo Serrano.
La muestra, que se ha presentado este viernes en la sede de la Institución, se completa con una amplia y variada documentación sobre la actividad del taller de la fundición y la didáctica sobre los procesos de la fundición en bronce.
A juicio del diputado de Cultura, José Luis Bermúdez es un homenaje al arte de la escultura y la fundición, y "un gran acontecimiento cultural y artístico de enorme relevancia, un hito en la vida cultural de la provincia de Zamora, que une piezas escultóricas de brillantes autores y una fundición de gran relevancia en la historia de la escultura española como es Codina".
La exposición incluye piezas que abarcan los siglos XIX, XX y XXI, esculturas que han sido seleccionadas por el comisario de la muestra, el artista zamorano Ricardo Flecha Barrio, de entre la colección particular de la Fundición Codina y las que de distinta procedencia han sido cedidas expresamente para esta muestra.
PIEZAS ÚNICAS
Entre las 70 piezas expuestas se podrá admirar por primera vez en Zamora la obra de Augusto Rondín o uno de los dos bocetos en bronce que sobre la obra 'La educación de Nerón' (Nerón y Seneca), realizó el escultor zamorano Eduardo Barrón.
Se exponen tres obras de Mariano Benlliure, dos de ellas por primera vez, gracias a la deferencia hacia la provincia de su heredera, Doña Lucrecia Enseñat Benlliure, que cede el boceto del monumento a Agustina de Aragón y el retrato de uno de los hijos del escultor.
De este autor es el molde en resina de poliéster y escayola de la cabeza del caballo del General Martínez Campos, instalada en el Retiro en 1907. Esta estatua ecuestre, que permanecerá expuesta en el vestíbulo del antiguo Palacio Provincia de la Diputación, está considerada como la mejor de España y muy probablemente de las mejores del mundo.
También se disfrutará del boceto original en escayola del monumento a Indalecio Prieto, de Pablo Serrano; los bocetos en bronce de grandes obras como la de Don Quijote y Sancho del monumento a Cervantes en la Plaza de España de Madrid, realizada por Federico Coullaut Valera. Las obras de Baltasar Lobo para esta exposición, han sido cedidas por la galería Leandro Navarro.
La colección se completa con el monumento a Julián Besteiro, obra de Julio López Hernández, una escultura que hasta el momento no se han ejecutado. De este mismo autor son dos obras destacadas, 'El cristo de Pasolini' y el monumento a García Lorca que se encuentra enfrente del teatro español en Madrid.
También hay algunas curiosidades, como monumentos que nunca llegaron a erigirse, dedicados a Felipe V y Fernando VI o documentos fotográficos de gran interés, como la carta manuscrita de Pablo Serrano en relación a su Cabeza de Machado, enviada al MOMA de Nueva York.
Finalmente, en la parte más didáctica, se detallan los procesos de fundición del bronce a la cera perdida.