Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pérez Zúñiga escribe el "western español de postguerra" con 'No cantaremos en tierra de extraños'

El escritor Ernesto Pérez Zúñiga publica 'No cantaremos en tierra de extraños' (Galaxia Gutenberg), su nueva novela que ha definido en una entrevista con Europa Press como un "western español de postguerra" cuyos protagonistas "también tienen algo de Don Quijote y Sancho".
"Es verdad que para esta novela las películas de John Ford han sido muy inspiradoras, por ejemplo 'Centauros del desierto'. Detrás de esta elección está el hecho de que todo el cine de Hollywood de 'western' se hace basándose en la postguerra de la Guerra de Secesión, y demuestra que en ese periodo hay un territorio enorme a explorar y queda mucho por hacer", ha señalado.
'No cantaremos en tierra de extraños' narra el viaje que emprenden los exiliados Manuel Juanmaría y Ramón Montenegro, sargento jefe de la Nueve, en busca de una mujer que se quedó en España. Ambos se conocen en el hospital Varsovia de Toulose en el otoño de 1944, reponiéndose de diversas heridas de guerra.
"Son personajes de Clint Eastwood, con un pasado muy turbio. Manuel Juanmaría representa la duda de lo que hace, pero ejerce la violencia, mientras que Ramon Montenegro, hijo de un carlista y demócrata, no duda en matar a quien le haga falta... Son personajes ambivalentes y el bien y el mal habitan en ellos con igual consistencia", ha señalado.
ESPAÑA TRAGICÓMICA Y ESPERPÉNTICA
Para poner en marcha esta aventura, ambos protagonistas se internarán en una España con "un mundo turbio y de tinieblas donde todo el mundo esta sobreviviendo entre esas ruinas". En su recorrido por este territorio, Juanmaría y Montenegro se encontrarán desde personas "que viven casi como si fueran fantasmas" hasta pícaros o personajes "tragicómicos y esperpénticos". "Esa manera de sobrevivir puede ser casi siniestra. En un territorio muy duro como el de la postguerra siempre hay personajes simbólicos", ha añadido.
El autor ha resaltado que en esta novela hay "un compromiso con la Historia" que rescata al mundo del exilio en Francia, que albergó a "un gran puñado de perdedores que se quedaron sin patria y en tierra de nadie". Por ejemplo, el "homenaje" al Hospital Varsovia, conocido como 'La pequeña España', con doctores y enfermeros que lo convirtieron en "el único refugio" para estos exiliados.
LOS NIETOS DE LA GUERRA CIVIL
Preguntado sobre la necesidad de indagar en esta época de España, Pérez Zúñiga ha insistido en que se trata de "un territorio fértil" sobre el que todavía quedan "sombras". "El exilio a Francia ha sido importantísimo, se merece la memoria, pero está olvidado. En España no hay tanta gente que sepa que 'La retirada' es el nombre histórico de las personas que cruzaron la frontera, por ejemplo", ha aseverado.
"No es que me interese hablar en sí de la Guerra Civil, sino la herencia moral que hemos recibido, la sombra que sigue viva en nosotros. Somos nietos de eso, pero nuestros abuelos tampoco nos han contado mucho, lo que sabemos, lo hemos leído", ha concluido.