Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Penélope Cruz: "Ya tenemos nuestra primera beca y vamos a por dos o tres más"

Penélope Cruz se estrena como directora de documental y lo hace con Soy Uno entre Cien Mil, una producción en la que la actriz relata la cruda realidad de las familias con niños enfermos de cáncer. Mostrando su lado más solidario y sobre todo más maternal con los niños que atraviesan esa dura enfermedad, Penélope ha intentado plasmar la verdadera situación de lo que está pasando.
Penélope contó con un gran número de rostros conocidos que le mostraron todo su apoyo en esta causa solidaria y es que amigos como Juan Ramón Lucas, Carlos Sobera, el Padre Ángel, Loles León, Hiba Abouk, Ana Obregón, Enrique Cerezo o Pablo Motos no se quisieron perder el estreno. Como no podía ser de otra forma Penélope también contó con el apoyo de su familia y es que su madre, siempre en un segundo plano, y su hermana Mónica Cruz también estuvieron con ella en una noche tan especial.
Por su parte Penélope comentó que ha sido una experiencia muy dura pero a la vez muy enriquecedora y es que gracias a este documental ella ha podido aportar su granito de arena en la investigación contra el cáncer infantil que tanta falta hace en nuestro país.
"ME ACERCO CON MUCHO RESPETO, MUCHO CUIDADO E INCLUSO CON MIEDO, UN MIEDO SANO QUE HAY QUE TENER"
CHANCE: ¿Has vivido muchas noches de estreno pero esta es especial?
Penélope Cruz: Hombre sí. Para mí es muy emocionante porque aquí están todos los niños que participan en el documental, todas las familias, muchos de los doctores y pasé mucho tiempo con ellos como unos tres meses más el periodo de rodaje y ya ellos están en mi vida y yo en la suya espero que por mucho tiempo. Gente muy especial. Estos niños son grandes sabios.
CH: Qué bonito y qué difícil también hacerlo.
P.C: No, bueno me siento una gran afortunada por haber sido yo, que me hayan dado la oportunidad a mí de dirigirlo, haber confiado en mí aunque en el cine he trabajado desde que soy una niña pero en la dirección soy muy nueva. He hecho tres cortos de publicidad y este es mi primer documental y me acerco con mucho respeto, mucho cuidado e incluso con miedo, un miedo sano que hay que tener. Pero lo bueno es que tuve mis tres meses de preproducción que fueron muy importantes donde yo pude ir de casa en casa para estar tiempo con estas familias, empaparme realmente de lo que esta gente vive, llegar a comprenderlo y la verdad es que todos están aquí hoy y para Mí lo más importante es la opinión de estas familias, estos niños y estos padres.
"CUANDO UNA MARCA ASÍ SE IMPLICA DE ESA MANERA YO TODAVÍA LES APRECIO Y RESPETO MÁS PORQUE NO TODOS LO HACEN"
CH: ¿Te emociona?
P.C: Hombre por supuesto. Yo sé por lo que han pasado todas estas familias, muchos de ellos ya están fuera de peligro, otros no se sabe. Es una enfermedad que pude dar muchos sustos durante mucho tiempo y pasan verdaderos calvarios con los tratamientos que son durísimos y bueno hoy tenemos muchas cosas que celebrar. El otro día conseguimos la beca que se va a donar a Uno entre Cine mil y se destinará a proyectos nuevos de investigación que es lo más urgente en cáncer infantil. Bueno eso también hay que celebrarlo.
CH: ¿En qué momento dijiste ha merecido la pena hacer esto?
P.C: En el momento en el que Juan Palacios de Viceroy me lo propuso. Tuvimos esta reunión con ellos y con José Carnero de Uno entre Cien Mil y desde que empecé a trabajar con Viceroy sabía que ellos durante muchos años habían ayudado a la fundación que antes estaba Fernando Alonso y era una de las cosas que más ilusión me hacía de ser embajadora de esta marca. Cuando una marca así se implica de esa manera yo todavía les aprecio y respeto más porque no todos lo hacen.
"QUIERO SEGUIR APRENDIENDO Y DESDE LUEGO QUE ESTOS NIÑOS PARA MÍ HAN SIDO MUY IMPORTANTES"
CH: ¿Qué lección te han dado los pequeños?
P.C: Cada vez que abren la boca aprendes algo, algo muy grande y muy importante. Un niño como Lucas al que diagnosticaron leucemia a los cuatro años y desde los cuatro a los ocho años no os podéis imaginar las cosas por las que ha pasado ese chaval en el colegio y con sus estudios. Es realmente tremendo por lo que han pasado.
CH: ¿Cómo se valora la salud y la vida en estos casos?
P.C: Totalmente, para mí la cosa más importante del mundo.
CH: ¿Te has metido muchísimo en este proyecto, a tus hijos también los has implicado de alguna manera?
P.C: Bueno todo lo que tú hagas y a lo que tú dediques tu tiempo al final eso es una energía que está ahí y yo lo que quiero es seguir creciendo como persona. Seguir aprendiendo y desde luego que estos niños para mí han sido muy importantes. Son unos grandísimos maestros.
CH: ¿Qué te llena más una superproducción en Hollywood o un proyecto como este?
P.C: Yo tengo mi trabajo que gracias a dios es un trabajo que me gusta, que puedo vivir de él y para mí eso es un grandísimo privilegio, siempre lo digo, cada vez lo tengo más claro pero cuando además te llega algo así que te llena ya no solo a nivel profesional, a nivel personal de una manera tan grande... Cuando me preguntabas si había dudado a la hora de decir que sí por si me podía afectar, en ningún momento. Creo que estas cosas están ahí y hay que verlas y hay que abrir los ojos y darse cuenta del problema tan grande del cáncer infantil y de que la investigación avance a un paso tan lento. Que eso deje de ser un tema de porcentajes, un tema numérico, los niños no son un número. Es algo tremendo que en el mundo eso todavía se mire así. En este documental los médicos se mojan y lo dicen así, no son rentables para las farmacéuticas, ¿Por qué? Porque es un problema numérico.
"ESTO PARA MÍ ES MUY EMOCIONANTE, TE DIRÍA QUE CASI MÁS QUE EL ESTRENO DE CUALQUIER PELÍCULA"
CH: El objetivo y el fin es maravilloso, pero has llorado mucho y has sufrido.
P.C: Sí, bueno pero bienvenido sea si sirve para aportar mi granito de arena que pude ser mucho o puede ser poco pero para mí significa algo y bueno ya tenemos nuestra primera beca y vamos a por dos o tres más, las que podamos conseguir.
CH: ¿Cómo te sientes con la acogida que está teniendo?
P.C: Feliz, toda la gente que ha venido aquí hoy a apoyarnos, la gente que está apoyando a la Fundación, esto para mí es muy emocionante, te diría que casi más que mucho más que el estreno de cualquier película. Que la gente se mueva para apoyarnos en algo así.
CH: ¿Qué te ha aportado personalmente este trabajo?
P.C: Pues me ha enseñado que no te puedes ni imaginar, muchísimo, sobre todo esos tres meses de preparación con estos niños y sus familias y estos doctores y que me han abierto las puertas de sus casas y sus corazones y que hayan confiado en mí para compartir conmigo los detalles más íntimos y haberme ayudado a entender muy a fondo lo que es esa enfermedad y desde el día que conocí a Lucas el día que entré en esa casa sentí una necesidad tan grande de contar esta historia, de contribuir a darles más voz. Yo no voy a cambiar el mundo pero esta es mi aportación, es un granito de arena pero para mí significa mucho porque desde que les conocí tuve esa necesidad de transmitir lo que yo estaba aprendiendo en esas casas y esos hospitales, las barbaridades por las que tienen que pasar.
"YO PODRÍA DECIR QUE CUENTO CON ELLOS COMO AMIGOS, NOS LLAMAMOS, NOS DEJAMOS MENSAJES"
CH: ¿También estás pendiente de sus familias?
P.C: Sí, bueno claro. Cada vez que llegaba a ver a un niño ellos no me conocían de nada, eran sus padres los que me abrían las puertas de su casa y me lo pusieron muy fácil, pasaban mucho tiempo conmigo, igual que los doctores, enfermeras, los hermanos de los niños que para mí fue muy importante ver la reacción de los hermanos. Esta enfermedad no solo afecta al enfermo, arrasa con todo, separa a los hermanos, a los padres cuando están en periodo de aislamiento. Son cosas que a mí me impactaron muchísimo.