Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Peaches Geldof confesó "tener el corazón de una persona de 90 años"

Adiós a Peaches Geldofcuatro.com

Poco se sabe de la muerte de Peaches Geldof, la cual ha sido catalogada hasta el momento de inexplicable. Sin embargo, comienzan a salir informaciones relativas al estado de salud en el que se encontraba la joven. Daily Mail ha sido uno de los medios que se ha hecho eco de la salud de Peaches Geldof, a la espera de que se revele el análisis para comprobar si Peaches había tomado algún tipo de sustancia, alcohol o ambas.

Según Daily Mail, la modelo y presentadora era adicta a la comida basura como las hamburguesas y las pizzas e incluso las patatas fritas. Una dieta muy poco saludable que poco a poco hacía que su colesterol subiese por las nubes, debido a esto, el corazón de la joven se había convertido en el de "una persona de 90 años" tal y como informó la propia Peaches en una pasada entrevista hace tres años para el diario The Sun.
Debido a estos altos niveles de colesterol, la modelo se había visto obligada a tener una serie de rutinas que habrían puesto bajo presión a su corazón. Fueron los amigos de la modelo quienes alertaron de la repentina delgadez de la modelo que se había sometido a una estricta dieta antes de fallecer.
"Tenía el colesterol y los médicos dijeron que tenía que dejar de comer comida basura. Solía comer comida basura todos los días. Si no paras de comer pizza y patatas fritas, no te verás como solías estar. Me despertaba con mi novio y comenzaba a comer mierda. Tenía el corazón de un gángster de 90 años", son las propias palabras que usó la modelo en aquel momento para The Sun.
Unas palabras que intentan arrojar algo de luz a este misterioso caso pues la policía ya informó que no se encontraron restos de drogas o cualquier nota de suicidio, por lo que la muerte sigue siendo todo un misterio. La policía del condado de Kent, lugar donde residía Peaches, informaba de lo siguiente: "Los oficiales continúan investigando las circunstancias que rodean a la muerte de para añadirlos al informe del médico forense. El examen toxicológico puede tardar varias semanas".