Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paris Jackson y Michael Snoddy, inseparables

La hija de Michael Jackson y su novio, Michael Snoddy, se han vuelto inseparables. Hasta tal punto se ha afianzado su relación en seis meses, que los tortolitos han decidido irse a vivir juntos a la mansión donde se crió el rey del pop. Pero por lo que hemos visto en sus cuentas sociales habrían compartido, además, una producción fotográfica, de la que no dan ninguna pista más, pero en la que se demuestra una vez más la enorme fotogenia de la hija del icono musical.
"Michael renunció a su trabajo en julio y se mudó a la casa en donde se crió Michael Jackson. Ahora están tratando de ser una familia feliz. Se refieren a sí mismos como una familia", reveló una fuente. Según Page Six, ambos podrían vivir holgadamente sin dar un palo al agua, ya que Paris recibe ocho millones de dólares al año como asignación de su parte de la herencia. La decisión del percusionista de abandonar Street Drum Corps hace unas semanas choca con los comentarios de algunos de sus allegados que aseguraban que el artista no es "un buscador de oro", aunque enamorándose de Paris haya dado el 'braguetazo'.
La hija de Jackson volvía a ser noticia por la repercusión que causaba un vídeo en el que, rota en lágrimas, denunciaba el cyberbullying. "No puedo entender cómo puede haber tanto odio en el mundo ahora mismo. He tratado defenderme a mí misma. He tratado todo eso de bloquear a los haters, no leer los comentarios. He tratado muchas cosas", relató con la voz entrecortada y los ojos empapados en su Instagram Stories. "Cuando tenía catorce, generé tanto odio que intenté suicidarme y luego me tomé un break de dos años alejada de las redes sociales. Nada cambió", añadió Paris, que aseguró entender la decisión de Justin Bieber de abandonar la red fotográfica.