Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pablo Trapero: "Duele mirar ciertos temas de la realidad de frente y la ficción puede hacerlo más accesible"

El cineasta argentino Pablo Trapero (San Justo, 1971) cree que el cine puede hacer más fácil para los espectadores enfrentarse a ciertas cuestiones de la realidad. "Nos duele mirar ciertos temas de frente, pero esta reflexión que provoca la ficción puede hacer más accesible mirar estas partes, no me refiero a grandes temas sociales, sino también a momentos de la intimidad", ha señalado.
Así se ha expresado el realizador en una rueda de prensa en València, donde este viernes recibirá el Premio Luna de Valencia en la gala de inauguración de la 32 edición del festival Cinema Jove en reconocimiento a su "pujante y exitosa trayectoria como uno de los más destacados cineastas latinoamericanos".
"Hay una cosa que aprendí como espectador y que me sigue inspirando como realizador y es que ver esa reflexión y no ver la realidad de frente, permite ver cosas más dolorosas. Fuera de una sala, el mismo público, no se animaría a ver esas realidades de frente, si las encuentra en el telediario cambia el canal, sin embargo, esas personas pagan una entrada para ver una realidad que en otros sitios es difícil de encontrar", ha relatado trapero.
Pablo Trapero se ha referido también a su última película, 'El Clan', que le valió el León de Oro en Venecia a la mejor dirección. "Me siento afortunado de estrenar 'El Clan' en una sala comercial en España y saber que hay público que la espera", ha comentado.
Trapero, quien ya obtuvo eco en el certamen cuando sus dos primeras películas, 'Mundo grúa' y 'El bonaerense', fueron proyectadas en la edición de Cinema Jove de 2003, charlará con el público el próximo 24 de junio en la sala Berlanga de la Filmoteca con motivo de la proyección de 'El Clan'. Además, se le dedicará una retrospectiva de toda su filmografía incluida la inédita en España, 'Nacido y Criado' (2006).
El artista se ha referido a su trayectoria cinematográfica como "una gran aventura" y ha explicado que "la sensación de ver cumplido el sueño de hacer la primera película es darse cuenta de todos los sueños incumplidos que faltan, que son todas las futuras películas", y que, según el cineasta, "son muchos más de los que el tiempo y la energía te permiten físicamente".
"No importa cuantas películas hayan pasado, me siento muy afortunado de planear películas y sentir esa frustración que surge al tener que pensar en la siguiente película", ha puntualizado.
PREMIO LUNA DE VALÈNCIA
En relación al galardón que recibirá esta tarde, Trapero ha señalado que "esta etapa de los homenajes" le da "un poco de miedo, sentir que las mejores películas ya han pasado". "Me siento joven, a pesar de que no entro en las reglas del festival en relación a la edad", ha bromeado. "Siento que es un muy lindo reconocimiento estar hoy recibiendo el premio Luna de Valencia", ha matizado.
En este sentido, Trapero ha recordado que cuando era pequeño, su abuela, de origen español, le decía que siempre estaba "en la luna de Valencia". "Cuando hace unas semanas me avisaron del premio, mi padre me dijo que es el mejor premio que me podían dar en la vida, porque 'a pesar de estar grande, seguís con la cabeza en cualquier cosa'", ha bromeado.
En esta edición del festival, se recorrerá toda la filmografía del cineasta, coetáneo de Lucrecia Martel, Martín Rejtman, Adrián Caetano y otros jóvenes directores que comenzaron a despuntar desde Argentina a finales de los 90.
"Es lindo tener la oportunidad de recuperar y ver en retrospectiva el trabajo, empecé a filmar la primera película con 25 o 26 años y hoy miro hacia atrás y lo siento muy cercano", ha asegurado. "Las ganas de hacer películas permanecen intactas y pueden haber muchos paralelismos en común con las películas anteriores y éstas aunque no se vean", ha matizado.
Para Trapero, un festival "que celebra las primeras películas" es "muy importante", no solo para el público, que normalmente no tiene la posibilidad de ver las primeras películas de los directores, sino también para los cineastas.
NUEVAS PELÍCULAS Y FORMATOS
En relación al carácter del certamen, Trapero ha valorado que sea "un lugar donde encontrar nuevas películas y nuevos formatos", hecho que resulta "bueno para los que están en la primera etapa --refiriéndose a cineastas más jóvenes-- y "los que ya la pasamos". "Es bueno encontrarse con jóvenes directores de hoy que plantean problemas diferentes", ha matizado.
Preguntado por los finales de sus películas y por si lo que realmente le interesa es recoger la parte más oscura del ser humano, el cineasta ha asegurado que "el cine permite una mera reflexión o invita a reflexionar sobre temas o personajes que no siempre se encuentran en la primera plana de los diarios".
En este sentido, ha citado dos de sus películas 'Nacido y Criado' que "reflexiona sobre una situación íntima" y 'El Clan', "cuyo verdadero corazón narrativo es la relación entre el padre y el hijo", ha detallado. "Estas historias no creo que planteen mirar los oscuros sino que plantean poder mirar hacia los dos lados, hacia la multiplicidad de lados", ha concluido.
PRÓXIMAS PRODUCCIONES
Acerca de sus próximas producciones y por el ritmo de creación de los largometrajes, Trapero ha confesado que "tiene muchas ganas de filmar" y que el ritmo actual es para él "un poco lento". Normalmente filma una película cada año y medio y este año, acaba de sobrepasar los dos años. Además, ha añadido que tiene ganas de llevar a cabo 'La quietud', un proyecto que realizará junto a la actriz Martina Guzmán.
De todas formas, ha explicado que suele tener varios proyectos a la vez para entender cual va a ser el próximo. Preguntado por si sus películas radiografían la realidad o pretenden también ser motor de cambio, el director ha respondido que sería "un poco ingenuo pensar que una película puede cambiar la realidad".
Sin embargo, ha explicado que en Argentina sus proyecciones sí han servido de catalizador en algunas ocasiones para que salieran leyes. Ha sido el caso de 'Carancho', 'Elefante blanco' o 'El Bonaerense' que se proyecta en las comisarías de policía.
"El cine tiene la posibilidad de potenciar temas y esos temas y películas plantean posibilidades en quienes vamos a verlas", ha asegurado. Trapero, que ha seguido reflexionando en torno al séptimo arte, ha precisado que "hay algo que no puede cambiar nunca, y eso es la emoción". "La emoción de una escena no se presupuesta nunca", ha concretado.
En esta línea, ha puntualizado que "El principio básico del cine es la empatía, y la empatía no significa estar de acuerdo con todo sino sentirse identificado en algo. Si no existe esa posibilidad de identificación, de algo que te interpele, es muy difícil que te quedes a ver la película".
Respecto al actor Ricardo Darín, con quien siempre había soñado con trabajar cuando estudiaba cine, ha dicho que se trata de un intérprete
"extraordinario" al que le quedan muchas facetas por mostrar. Asimismo, el director no descarta rodar en España y admite que se lo han ofrecido y que "en algún momento", lo hará.