Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Joven Orquesta Nacional de España estrena mañana el curso de la Fundación BBVA con 'Serenata para cuerdas'

La Joven Orquesta Nacional de España inaugura el curso musical de la Fundación BBVA con el estreno de 'Serenata para cuerdas' de Javier Martínez Campos este miércoles, 21 de septiembre, a las 19.30 horas. La representación se llevará a cabo en el Palacio del Marqués de Salamanca, sede de la Fundación BBVA en Madrid.
El programa será interpretado por el Bambú Ensemble, una agrupación camerística de cuerda nacida en el seno de la Joven Orquesta Nacional de España (JONDE). Así, seis de sus ocho componentes se han beneficiado de las Becas JONDE- Fundación BBVA, una iniciativa que permite a jóvenes intérpretes formarse durante uno o dos cursos académicos en el centro y con el maestro de su elección.
En este concierto por primera vez, algunos de los beneficiarios de las becas llevarán a cabo el estreno de una obra de otro de sus partícipes, en este caso el compositor y violonchelista Javier Martínez Campos (1989), a quien la JONDE ha encargado 'Serenata para cuerdas'.
El director artístico de la Joven Orquesta, José Luis Turina explica que "de vez en cuando" entre los miembros de la JONDE surgen algunos cuya inquietud va más allá de la práctica orquestal.
"La dirección de orquesta es la opción más frecuente, pero también la composición cuenta ya con algunos antiguos integrantes que están desarrollando su vida profesional en ese campo, tanto de forma exclusiva como en paralelo con la práctica de su instrumento, como sucede con Javier Martínez Campos, brillante violonchelista y ya un muy interesante compositor", señala.
El propio compositor Martínez Campos señala que en la pieza 'Serenata para cuerdas' se presentan dos matices muy diferentes como "el de la calma y el del ruido" o sonido persistente, para los cuales el trabajo de grupo y de empaste es "fundamental", puesto que la plantilla instrumental no está tratada como ocho voces individuales, sino más bien "como un solo instrumento, el octeto de cuerda".