Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oliver Johnson lleva su "intento imposible por atrapar el color" en obras de aluminio a la Chirivella Soriano

La Fundación Chirivella Soriano acoge desde este viernes el "intento imposible de atrapar el color" del artista Oliver Johnson a través de cerca de 30 obras de aluminio tratado mediante técnicas industriales y en las que se ha utilizado pintura para automóviles para producir cuadros que "cambian de color y de luz según el ángulo desde el que los visitantes la miren".
Así lo han explicado este viernes en la rueda de prensa de presentación de la exposición el propio artista, Oliver Johnson; el comisario de la exposición, Ricardo Forriols; el presidente de la Fundación Chirivella Soriano, Manuel Chirivella, y la directora de Área 72, Amparo Agraït.
La muestra, que permanecerá expuesta hasta el próximo 15 de enero, cuenta con alrededor de 30 obras, entre cuadros y una proyección audiovisual que "aglutina referencias para hacer una lectura del trabajo de Johnson", según el comisario.
Manuel Chirivella ha argumentado que la exposición es un "intento imposible por atrapar el color": "Nos topamos con el fantasma del color, que afecta a nuestras capacidades, pero es imposible atraparlo, tiene un incierto final". Además, ha señalado que el objetivo de la muestra es "buscar anhelos y alimentar utopías" para "evitar la mediocridad que nos rodea".
El comisario de la exposición, por su parte, ha afirmado que Johnson realiza "guiños" a trabajos anteriores, con piezas de diez o quince años atrás. A lo largo de la muestra se lleva a cabo una "lectura de las cuestiones técnicas de las distintas etapas de la evolución del artista".
Asimismo, ha comentado que el creador utiliza "diversidad de formatos y técnicas" y se "potencia" el color que "implica al espectador". "Se produce una evolución del pop al 'glam' y al mundo de la música y la purpurina hacia la visión de un modo contemplativo en un circuito de luces", ha indicado el comisario.
Por su parte, el artista ha destacado que propone una "experiencia en sí misma" en la que "el espectador forma parte del autor" y "debe interactuar y extraer su propia experiencia" de las obras. La directora de Área 72, Amparo Agraït, ha asegurado que la exposición "llena" el espacio en el que se exhibe y se complementa con un catálogo "con textos que merecen ser leídos uno por uno y un gran diseño gráfico" que "llega a ser un elemento más de la exposición".
CRÓNICAS MARCIANAS
En paralelo a la muestra de Oliver Johnson, la Fundación Chirivella Soriano también exhibe el proyecto 'Crónicas Marcianas', de la artista mallorquina Mar Guerrero, ganadora de la V Convocatoria de Sala d'arcs, compuesto por la documentación de un posible viaje a Marte. "El objetivo principal consiste en establecer tensiones entre realidad y ficción para ver e imaginar un espacio y un tiempo indeterminados", ha explicado la autora de la muestra.
La Fundación Chirivella Soriano expone la obra de Mar Guerrero en una iniciativa en la que colaboran con la Universitat Politècnica de València (UPV) para dar una oportunidad a los alumnos del Máster en Producción Artística de exhibir sus obras en este espacio.