Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Natalia Carrero indaga en "literatura autofriccional" en 'Yo misma, supongo': "La ambición literaria no tiene sentido"

La escritora Natalia Carrero apuesta por la "literatura autofriccional" en 'Yo misma, supongo' (Rata Editorial), una novela sobre los intentos de una mujer por lograr una carrera literaria frente a las convenciones sociales actuales.
"La ambición literaria hoy en día no tiene ningún sentido. Aquí la protagonista es una idealista fuera de todo, que hace una búsqueda de lo literario enrocada en sí misma y que no va a ninguna parte", ha explicado en una entrevista con Europa Press la autora, cuyo libro es uno de los primeros lanzamientos de la editorial Rata.
Valentina Cruz es la protagonista de 'Yo misma, supongo' y es un personaje que a priori podría tener similitudes con la propia Carrera. No obstante, la escritora ha reiterado que no se trata de una obra autoficcional, sino un término "más cercano a la literatura del malestar: autofriccional".
"Es una literatura que habla de cierto malestar de ese yo, esa persona que no encaja en ninguna parte y necesita expresarlo apelando a los demás para establecer un diálogo. Pero no soy yo la protagonista, ya desde el título hay un juego para hacer pensar: apela al 'yo' que cada uno tenemos", ha indicado.
En el libro, el dinero y el trabajo cobran protagonismo precisamente por la actitud de rechazo que generan en Valentina Cruz. "Ella vive en una sociedad capitalista aunque no sea consciente (o no quiera serlo) y, en cierta manera, esa importancia del dinero es una de las enseñanzas que más se le han quedado de su educación", ha apuntado.
Los esfuerzos de la protagonista por "normalizar" su situación terminan mostrando a una persona actual que "vive desubicada dentro de un sistema con normas rígidas". "El funcionamiento es someterse, trabajar y ganar dinero para poder comprar cosas. No es que pretenda hacer crítica de esto, porque soy escritora, pero vuelco en el personaje el contexto, incluida la sociedad en que vivimos", ha afirmado.
TEXTOS Y DIBUJOS
'Yo misma, supongo' combina además el texto con dibujos de Carrero, quien asegura haberse "divertido mucho" en el proceso de creación. "Yo ya he visto que no soy una novelista de largo recorrido que pueda soportar muchas páginas, así que cuando me ofrecieron esta estructura menos convencional y con total libertad creativa, acepté", ha explicado.
Si tuviera que definir su estilo actual, Carrero ha asegurado sentirse "grafómana". "A veces estoy con el boli en la mano, otras haciendo un garabato, otras un relato o incluso estoy haciendo un cómic. Pero lo que de verdad quiero es ser lectora y seguir leyendo", ha concluido.