Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Museo Thyssen Andorra abrirá sus puertas el 16 de marzo y prevé albergar exposiciones temporales "de largo término"

El Museo Carmen Thyssen Andorra abrirá definitivamente sus puertas el próximo 16 de marzo de 2017 con el objetivo de albergar exposiciones temporales "de largo término", que el director artistico de la pinacoteca, Guillermo Cervera, ha adelantado que serán de una duración en torno a los once meses y con un promedio de piezas de entre 25 y 30.
"Hemos pensado en el turismo andorrano, tanto de verano e invierno, con un movimiento de gente constanto. La idea es buscar la máxima sostenibilidad, porque hoy en día los museos son deficitarios y, por ello, tendremos una estructura más reducida y exposiciones fijas que muevan más a los visitantes: lo que es más estático es menos atractivo", ha señalado Cervera en una rueda de prensa.
Por el momento, la primera exposición será la de 'Escenarios', muestra con 26 cuadros que recorrerán la historia del arte desde finales del sgilo XIX hasta el tercer cuarto del siglo XX: el impresionismo francés y norteamericano, el fauvismo, el modernismo catalán o el hiperrealismo son algunos de los movimientos representados en esta propuesta.
'Un huerto bajo la iglesia de Bihorel', de Paul Gauguin; 'Nedick's', de Richard Estes; 'Mina de arcilla' de Ernst Ludwig Kirchner; 'La cabaña en Trouville, marea baja', de Monet; 'Conversación bajo los olivos', de Henry Matisse o 'Paisaje urbano', de Joaquín Torres García, son algunos de los títulos que podrán verse en este recorrido.
Cervera ha confirmado que en torno a la mitad de las obras que podrán verse en la muestra proceden de la colección permanente de Madrid, mientras que la otra mitad proceden de los archivos de la fundación. "A largo plazo, en el periodo de consolidación, la idea será la de que las exposiciones sean mixtas, abriendo la posibilidad de colaborar a otros museos", ha aseverado, tras reconocer que también cabría la posibilidad de muestras conjuntas con los Thyssen de Madrid y Málaga.
La entrada al museo costará 9 euros --incluyendo audioguía--, tendrá un horario de 10 de la mañana a 19 de la tarde y las previsiones que manejan los organizadores será la de recibir entre 50.000 y 60.000 visitantes el primer año. La ubicación del museo será en la planta baja del edificio histórico del Hotel Valira y contará con un espacio de 250 metros cuadrados expositivos --500 metros cuadrados en total--.
ALQUILER DE 9.000 EUROS AL MES
El edificio es de propiedad privada, si bien el Ayuntamiento andorrano pagará un alquiler por el espacio que alcanza los 9.000 euros al mes. Además, la inversión de adecuación del edificio ha corrido a cargo del Gobierno andorrano, con un coste de 550.000 euros por la reforma y una inversión total de mantenimiento que alcanzará los los 960.000 euros.
La parte de arriba del edificio irá destinada a apartamentos y éste ha sido uno de los puntos negociados por Cervera antes de la apertura de la pinacoteca. "Pedí que se pudiese aislar el museo de estos apartamentos, insistiendo sobre todo en la impermeabilización de la primera planta", ha señalado. La sala expositiva ha sido acondicionada en climatización, iluminación y seguridad para las obras y habrá una temperatura constante de 21 grados centígrados.
El director general de Andorra Turismo, Betim Budzaku, ha explicado que los ingresos que consiga el museo "autofinancien" su permanencia. El Thyssen, que aportará las obras, está representado en la Fundación Museo Andorra con seis patronos (entre ellos, Carmen y Borja Thyssen, también vicepresidentes vitalicios). Los otros seis patronos de la Fundación serán representantes estatales.
¿POR QUÉ DEJA LA HOSTELERÍA?
Sobre su elección, Cervera --sobrino de la baronesa Carmen Thyssen y que estaba trabajando en el negocio de la hostelería- ha recordado sus vínculos con la colección desde que estaba en Lugano, además de sus estudios de museología. "He dejado la restauración porque son temas incompatibles", ha reconocido, puesto que también tenía que compaginar esta labor con su puesto de patrono en el Thyssen Málaga y su trabajo al frente de la expansión internacional de la colección.
Respecto al establecimiento de la nueva sede en Andorra, ha afirmado que se debe a "vínculos románticos" con el país. "No se habían manejado otras sedes, esto viene de muchos años atrás, porque la familia tiene una relación muy cercana con Andorra gracias a mi padre, Guillermo Cervera, que les invitó a conocer este sitio y les gustó. Se ha hablado desde aquella época pero había que encontrar el momento", ha concluido.