Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Treinta metros de la muralla medieval de Zaragoza se caen por culpa de las lluvias

Cerca de treinta metros de la muralla medieval de Zaragoza se han venido abajo. Los vecinos habían denunciado que se estaba inclinando y el profundo deterioro que presentaba, pero el Ayuntamiento creyó que no existía riesgo de derrumbe. Finalmente sus augurios se han cumplido y la zona ha tenido que ser cortada para peatones y vehículos. Las intensas lluvias han podido precipitar el desplome de la muralla. Por fortuna no hay que lamentar heridos.