Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere Javier Krahe a los 71 años

Javier Krahe está de vuelta con "Toser y cantar", un disco con once temas inéditos de un artista que no se considera un cantautor, una palabra "totalmente instaurada pero fea", según dijo el músico en una entrevista con Efe, en la que se define como "un humorista que recurre a las narraciones cantadas". EFEcuatro.com

El cantautor madrileño Javier Krahe ha fallecido a los 71 años por un infarto de miocardio en su casa de la localidad gaditana de Zahara de los Atunes.

El cantautor madrileño Javier Krahe ha fallecido a los 71 años de un infarto miocardio en su casa de la localidad gaditana de Zahara de los Atunes.
Nació en Madrid en 1944 y se crió en el barrio de Salamanca. Inició los estudios de Ciencias Empresariales, un mundo completamente alejado de sus aspiraciones vitales, aunque acabaría abandonando sus estudios tras estar un año para dedicarse al cine como ayudante de dirección. Abandonó el cine para irse a Canadá, donde conoció a el amor de su vida, Annick. Allí fue donde comenzó a escribir sus canciones, inspirándose en grandes artistas del país como Leonard Cohen
Ágil en el verbo, ácido con sus comentarios y además de eso capaz de generar humor con su ironía única. Krahe grabó junto a Joaquín Sabina y Alberto Pérez el que fue su disco más reconocido, 'La mandrágora'. El madrileño también publicó otros 14 discos, varios 'en vivo', y creó en 1999 la discográfica 18 chulos, junto aPepín Tre, Santiago Segura, el Gran Wyoming, Faemino y Pablo Carbonell. Fue este último uno de los primeros en anunciar el adiós del artista.
En 2012 fue juzgado por un delito de ofensas a los sentimientos religiosos por el corto 'Cómo cocinar un crucifijo', del que fue absuelto por no existir la intención de "menoscabar, humillar o herir los sentimientos religiosos", según el auto.
Javier Krahe públicó a finales de 2014 un nuevo disco grabado en 2013 en el Café Central de Madrid, el proyecto que "menos trabajo" le habría costado en la vida. "Casi ni me acordaba de que había cantado aquella noche. Por eso es un documento de una actuación en el Café Central, que está amenazado de cierre y en ese sentido puede ser un homenaje, aunque no lo pensé así en su momento", señaló.