Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Michael Jackson, en una grabación: "Mis conciertos ayudarán a mis niños"

Michael Jackson yace muerto en una camilla en una imagen presentada en el juicio contra su médicocuatro.com

Su médico Conrad Murray le grabó cuando estaba bajo la influencia de barbitúricos

Seis semanas antes de que Michael Jackson muriera, su médico grabó al astro balbuceando lo que podría ser uno de sus últimos mensajes al mundo. Con una voz lenta, torpe y claramente bajo la influencia de sedantes, Jackson habló sobre dejar un legado artístico mayor que el de Elvis o los Beatles, y sobre construir un hospital fabuloso para niños con las ganancias de su serie de conciertos 'This Is It'.
"Elvis no lo hizo. Los Beatles no lo hicieron. Tenemos que ser fenomenales", dice Jackson en la grabación.
Jackson, famoso por sus enormes donaciones a organizaciones de beneficencia que apoyan a niños, se imaginaba que el hospital podría albergar a un millón de niños y tendría un cine y una sala de juegos.
"Será más recordada que cualquiera de mis presentaciones", dijo. "Mis conciertos ayudarán a mis niños y siempre serán mi sueño. Los amo. Los amo porque no tuve una infancia (...) siento su dolor, siento sus heridas. Lo puedo hacer".
La grabación completa, realizada el 10 de mayo de 2009, fue reproducida por primera vez el miércoles durante el juicio por homicidio involuntario contra el médico Conrad Murray. Algunos fragmentos fueron reproducidos la semana pasada durante las primeras declaraciones de la fiscalía.
La grabación de más de cuatro minutos de duración fue encontrada en el móvil de Murray por el experto digital Stephen Marx. No había indicios sobre el motivo por el cual Murray la realizó.
Mientras Murray murmuraba que estaba de acuerdo, Jackson se refirió a los niños del mundo como "ángeles" y dijo: "Dios quiere que lo haga, lo haré Conrad". Murray le respondió: "Sé que lo harás". Al igual que como fue en su tiempo su finca Neverland, Jackson habló de un lugar para dar ánimos a los niños."Están enfermos porque están deprimidos", dijo el cantante.
La grabación fue reproducida por los fiscales para mostrar que Murray supo durante semanas la forma en la que Jackson estaba reaccionando a los sedantes fuertes que le administraba para ayudarlo a dormir.
Hacia el final de la grabación se escucha un silencio antes de que Murray le pregunte "¿Estás bien?" Pasan unos ocho segundos hasta que Jackson balbucea: "Estoy dormido".
Marx, un investigador de la DEA, testificó el miércoles que había recuperado otra grabación del móvil de Murray y otros archivos que mostraban que estaba ocupado mandando correos electrónicos y escribiendo mensajes de texto sobre un seguro para los conciertos de Jackson durante el tiempo en el que se cree que el cantante estaría bajo la influencia del poderoso anestésico propofol.
El ex manager de Jackson Frank Dileo dejó un mensaje de voz para Murray. "Tuvo un episodio anoche. Esta enfermo", dijo Dileo el 20 de junio de 2009. "Creo que necesita hacerle una prueba de sangre. Tenemos que ver lo que está haciendo".
En los próximos días el jurado escuchará la voz de Murray grabada en una entrevista de más de dos horas con la policía que fue realizada dos días después de la muerte de Jackson.
La investigadora forense Elissa Fleak también se presentó a declarar el miércoles y dijo lo que encontró en la habitación de Jakcson tras la muerte del cantante. Entre los objetos había medicinas controladas y un frasco de propofol al lado de su cama.
Cuatro días después Fleak y un grupo de investigadores regresaron a la casa de Jackson y encontraron varias bolsas en su armario que contenían otras botellas de propofol, incluyendo una que fue colocada dentro de una bolsa para administrar dosis intravenosas.
Las autoridades dicen que regresaron a la mansión por los detalles que dio Murray a los detectives en la entrevista del 27 de junio. Walgren sacó 37 botellas de propofol y otras medicinas de las bolsas en las que estaban las evidencias encontradas. Las botellas fueron colocadas en dos filas largas sobre una mesa frente a los jurados.