Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mario Casas: "Mi hermano tiene un corazón enorme. Tiene su camino y no debo interferir en ello"

Mario Casas es garantía de éxito. Si él está en pantalla, la serie o película promete reventar la taquilla. El próximo 6 de enero estrena el thriller Contratiempo. El actor fue uno de los galardonados en la gala Premios influyentes que organizó el periódicos El Mundo.
La sala Joy Eslava acogió la ceremonia de entrega de premios con las personalidades que marcarán el futuro de la política, el deporte, el cine, la música, el arte y, por supuesto, de las redes sociales. La madrileña sala abrió sus puertas para acoger la primera edición de los #PremiosFCINCO Jóvenes Influyentes.
CHANCE: Mario, ¿te consideras joven influyente?
Mario Casas: He dejado de ser joven, soy un poco hombre, ya tengo los 30, así que, creo que es parte de que me sigue bastante gente joven, sobre todo en películas y series que he hecho hay gente que me sigue y no sé si soy muy influyente o no. Espero que la influencia que tenga sobre los jóvenes sea buena.
CH: ¿Te sientes presionado por ser ejemplo de muchos?
M.C: No, creo que no. Al final hay que ser lo más natural posible y que la gente te siga y que vean tus trabajos, que te acompañen durante muchos años y no defraudar al público que es para el que trabajamos y hay que superarse y hacerlo un poco mejor.
CH: La vida dura. ¿Qué consejos das?
M.C: Hay que ser positivo. Lo importante es estar bien, sano, felices, yo tengo familia con distintas generaciones y les veo bien, en otros sitios peor y hay que ser positivo, hay que trabajar, hay que luchar, seguir hacia adelante, hacer las cosas bien y vienen jóvenes como mi hermano que la verdad que son chavales que nos dan mil vueltas y lo van a hacer muy bien, van a luchar por lo que sueñen.
CH: ¿Con ganas de que tu hermano tome el relevo?
M.C: Sí.
CH: ¿Le das consejos?
M.C: No, va a su aire. No soy nadie para decirle, para eso están mis padres. Soy hermano mayor y si me pide que le ayude, sí, pero tiene su vida, su camino y no debo interferir en ello. Para bien o para mal se tiene que tropezar y levantar. Tiene un corazón enorme, estudia, maravilloso, trabaja, estudia y es difícil decirle nada.
CH: ¿Más responsabilidad con los jóvenes?
M.C: Hay ser natural. Mi trabajo es hacer feliz a la gente y que la gente disfrute de historias, de películas y me quedo ahí. Mi vida fuera de todo eso es mi vida privada y me guardo esas cosas para mi, pero sí quiero que la gente se lo pase bien en lo que hacemos nosotros y que se olviden de sus cosas y disfruten de nuestras historias que hacemos los actores.
CH: ¿Crees que hay que dar más reconocimiento a los jóvenes?
M.C: Uno se reconoce en el día a día, en el trabajo, en ser constante. Hay gente joven, como Pablo, a la que sí hay que premiar porque es una lucha vital, es dar las gracias a alguien públicamente.
CH: El sábado hay derbi, ¿Real Madrid o Atlético de Madrid?
M.C: Atlético de Madrid. Soy partidario del jugar y quien juegue mejor que gane. Me gusta la filosofía de El Cholo, a dónde ha llevado él al equipo.
CH: ¿Qué estás rodando ahora?
M.C: Promocionando, empezamos justo ahora Contratiempo. En febrero empiezo Bajo la piel del lobo.
CH: Te vas a poner fuerte.
M.C: Me estoy poniendo. Justo hoy me han dicho que me tengo que dejar pelo largo porque es un hombre que vive en la montaña y cuatro, cinco kilos de masa, tengo que coger peso.
CH: ¿Cuánto entrenas?
M.C: Dos o tres veces a la semana, me gusta el deporte, me gusta cuidarme.
CH: Berta ahora rodando con chicos guapos. ¿No hay celos?
M.C: No. Nunca hay celos. Está Chino Darin, pero nosotros sabemos cómo funciona esto, sabemos lo que es estar delante de una cámara y pasan muchas cosas por la mente que es estar concentrado y ya está.