Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manila celebra la procesión del Cristo negro

En Filipinas, las calles de Manila han vuelto a ser testigo de una procesión muy especial. La que saca a la calle cada 9 de enero al Cristo negro. Por él, millones de filipinos se han concentrado, como cada año, en su honor. Un encuentro en el que luchan por acercarse a su imagen. La que pueden ver tan de cerca sólo dos veces al año. Para ellos no importan los golpes. Hay que trepar como sea para conseguir que una prenda toque la imagen, porque ese contacto será la garantía de que sus oraciones serán escuchadas. Un milagro parece también que, a pesar de que tiran de las cuerdas la imagen pueda moverse. Y así ha avanzado por las calles de Manila. Dejando atrás a algunos heridos por tanto fervor.