Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lydia Lozano se rodea de sus familiares para celebrar su 56 cumpleaños

Aunque por adelantado, Lydia Lozano quiso celebrar el pasado fin de semana su fiesta de cumpleaños y es que debido a su trabajo la colaboradora no podrá pasar en familia el próximo 12 de diciembre cuando soplará las velas de su 56 cumpleaños.
LYDIA LOZANO CELEBRA SU CUMPLEAÑOS CON SUS FAMILIARES MÁS CERCANOS
Siempre muy bien rodeada Lydia organizó una comida de lo más especial con toda su familia para poder disfrutar de la compañía de sus seres más queridos y es que la colaboradora de 'Sálvame' siempre tiene muy presente a sus familiares y sobre todo a su marido Charly con el que comparte todas sus alegrías.
A pesar de la compañía de sus seres más queridos, Lydia no contó con la presencia de ninguno de sus compañeros de trabajo y es que a juzgar por las fotografías, la colaboradora quiso hacer una celebración muy íntima sin muchos invitados. Sorprendentemente la que sí que estuvo entre los invitados fuer Olvido Hormigos y su marido Jesús Atahonero que posaron de lo más sonrientes a la entrada del restaurante en el que tuvo lugar la celebración.
La que no estuvo entre los invitados fue su compañera Terelu Campos. Tras la ausencia marcada de Lydia en el cumpleaños de Terelu, ahora ha sido la colaboradora la que ha preferido no invitar a su compañera de trabajo y es que con esto dejan claro que su relación de amistad no para por su mejor momento.
CHARLY Y LA MADRE DE LA COLABORADORA NO QUISIERON FALRTAR A LA CITA
Tras la fiesta de cumpleaños de Terelu fue Kiko Hernández el que lanzó el rumor de que Lydia estaba muy enfadada por no haber sido invitada a la fiesta, luego Paz Padilla fue la encargada de echar más leña al fuego asegurando que todos los colaboradores habían sido invitados.
En esta ocasión Lydia prefirió olvidarse de todos sus compañeros y disfrutó de un día de lo más tranquilo y divertido en compañía de las personas que realmente forman parte de su día a día, su familia más cercana. A su llegada al restaurante Lydia posó de lo más sonriente con un look de lo más característico y colorido con pantalón negro roto, blusa estampada y chaqueta de cuero también en negro. El toque de color lo puso con sus gafas de sol y es que como es habitual la colaboradora lució unas de lo más modernas.
A la salida ninguno de los familiares de Lydia quiso posar para la prensa y es que prefirieron quedarse en un segundo plano a pesar del ambiente de celebración. Como no pudo ser de otra forma la madre de Lydia Lozano no quiso faltar a la cita y es que a pesar de su delicado estado de salud, es uno de los apoyos fundamentales de su hija.