Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Lliure reflexiona sobre la construcción de la Historia en una obra de Sixto Paz

La pieza reivindica las historias personales y de conciencia
El Teatre Lliure de Barcelona acoge entre el miércoles 11 y el domingo 22 de enero la reflexión sobre la construcción de la Historia en el espectáculo nacido en la Sala Beckett 'Història', de Jan Vilanova Claudín y dirección de Pau Roca, de la compañía Sixto Paz Produccions.
En rueda de prensa este miércoles, Vilanova ha explicado que la obra reflexiona sobre qué memoria nos llega, quién construye el relato de la sociedad y, sobre todo, la necesidad que tenemos como sociedad de construir mitos: "Si elaboramos una memoria es porque pensamos que no somos dignos y para mí es lo contrario: hay que ser el hombre corriente".
El director de la compañía, Pau Roca, ha explicado que este proyecto nació hace más de un año como una especie de homenaje a la Historia, "que es una disciplina que también habla de filosofía".
Para él, la obra habla de las historias pequeñas, de cómo explicar la Historia humana y del proceso que vive toda sociedad a través de las pequeñas historias personales, "no de los grandes caciques ni reyes, sino pequeños relatos".
Vilanova ha explicado que en el libro 'Introducción a la historia', el historiador Marc Bloch explica que Voltaire se lamentaba de que parecía que en la historia francesa del siglo XVIII sólo habían habido reyes, generales y batallas: "¿Qué pasa si cambiamos el objeto de estudio y lo son las personas y sus conciencias?".
A su juicio, las posibilidades se vuelven entonces infinitas y los retos más elevados, ha explicado, sintetizando que la obra teatral es un homenaje a esta reflexión.
Para ello, la obra viaja a 1944 cuando 30 resistentes antinazis son ejecutados a manos de la Gestapo, entre ellos el historiador Marc Bloch, un acontecimiento que narra desde tres puntos de vista y con diferentes recursos, sugiriendo la "tergiversación, la memoria y la imaginación" que han completado el discurso sobre estos hechos.
Un estudiante de historia, un profesor y su hijo son los protagonistas de esta historia, que explica "cómo las relaciones humanas se parecen muchas veces a lo que estudia la historia porque lo que intenta esta disciplina es entender el por qué de las cosas sin juzgarlas".
NO TODO TIENE RESPUESTA
A su juicio, esto permite aprender a enfrentarse a los interrogantes con valentía y la aceptación de que no todo tiene respuestas alejándose de las respuestas cerradas que esconden "ciertos intereses".
Roca ha explicado que Miquel Gelabert da clases de historia con el público --"se rompe la curta pared con el público y se abren las luces"--, además de albergar una investigación sobre qué le sucedió a Marc Bloch.
El actor Miquel Gelabert ha explicado que el título remite a una obra intelectual, pero que, sin embargo, su puesta en escena apela a la emoción y no al dogmatismo ni a disquisiciones pesadas y aburridas.
La actriz Vicky Luengo ha asegurado: "Queremos que la gente se plantee si la memoria que nos llega es válida, si le damos veracidad o no, además de la necesidad de comprender a la gente y no juzgarla".
El espacio escénico consiste en un banco de la Sala Beckett "con mucha historia" y la tarima del profesor desde donde imparte clases, además de un paredón de fusilamiento, dejando protagonismo al discurso de la obra.