Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Ley del IVAM incluye más "filtros y fiscalización" para evitar casos como la investigación a Consuelo Císcar

El Consell ha aprobado este viernes el anteproyecto de Ley del Institut Valencià d'Art Modern (IVAM) que incluye más "filtros y máxima fiscalización" para evitar casos como la investigación a la exdirectora del museo, Consuelo Císcar, investigada por prsuntas irregularidades en la gestión del centro de artes.
Así lo ha destacado el conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, donde ha indicado que el objetivo es "actualizar" la norma de creación del museo, aprobada en 1986, y adaptarla a la "realidad del siglo XXI".
Ha explicado que han tenido en cuenta varios aspectos para conseguir que el IVAM sea "más dinámico" y "vuelva a ser un referente nacional". Para ello, desde el Consell se ha hecho una apuesta por "la transparencia" en la gestión, se ha aumentado el arraigo en el entorno social y territorial, así como se ha "democratizado" su funcionamiento con la reforma de las funciones del Consejo Rector y el Consejo Asesor.
Al respecto, Marzà ha explicado que la intención principal es "potenciar al IVAM como uno de los principales referentes en arte moderno y contemporáneo del entorno mediterráneo, en definitiva, hacer un museo aún mejor".
De este modo, el anteproyecto de ley hace hincapié en la agilidad administrativa y la simplificación de trámites, por una parte, y en la "máxima fiscalización y transparencia", por otra, para evitar casos como el que se está investigando por la gestión de Císcar. "Ponemos más filtros para impedir que pasen situaciones como las que se han vivido en el museo, pero al final es la persona la que no que hacer este tipo de actuaciones", ha insistido Marzà, quien ha subrayado que cualquier persona sospechosa de mala actuación será "cesada".
ESTRUCTURA ORGANIZATIVA
Respecto a la estructura organizativa de la institución y órganos rectores, el texto fija que el presidente del IVAM, es el que ostenta su representación y el Consejo Rector, el órgano superior de gobierno del IVAM, con facultades de dirección, control y supervisión de las actuaciones del Instituto.
Por su parte, el Consejo Asesor es el órgano con funciones consultivas en cuestiones como la programación del Instituto, la adquisición de obras o la aceptación de donaciones y cesiones al IVAM; el director gerente, a quien corresponde la dirección y la gestión ordinaria del Instituto, quien tendrá la condición de alto cargo y su nombramiento y cese se efectuará por decreto del Consejo.
Asimismo, establece la figura de director honorario del IVAM, nombramiento que podrá concederse, por acuerdo de la mayoría del Consejo Rector, a los exdirectores del Instituto. Tendrá un carácter honorífico, sin retribución económica, como reconocimiento de la gestión realizada al frente del museo.
En este punto, el titular del departamento de Cultura ha puntualizado que el otorgamiento de esta distinción se realizará "de forma unilateral" y se revisará en caso de que la persona que lo ostente esté imputada o investigada.
CONTROL ECONÓMICO
En el apartado del régimen presupuestario y control económico-financiero, el anteproyecto apunta que se ajustará a la regulación establecida para las entidades de derecho público. De este modo, se incluyen mecanismos de fiscalización y transparencia y, por ejemplo, indica que quedan bajo el visto bueno del Consejo Rector la autorización de los convenios y protocolos y los contratos superiores a 500.000 euros.
El presidente del IVAM, que será la persona titular de la Conselleria con competencia en materia de cultura, además de presidir el Consejo Rector, autorizará operaciones económicas como disposición del crédito, autorizaciones de gasto, reconocimiento de obligaciones y ordenación de pagos. Además, el auditor interno del IVAM acudirá a las reuniones del Consejo Rector.
Los miembros del Consejo Asesor, con funciones consultivas sobre programación y adquisición de obras de arte, aceptación de donaciones o cesiones, se deberán conformar siguiendo el Código de Buenas Prácticas en la Cultura Valenciana.
También se regulan aspectos básicos en la organización de la entidad, como los recursos económicos, incluyendo tanto los derivados de consignaciones presupuestarias de la Generalitat como de otras vías como ingresos por las actividades de gestión y explotación o los ingresos por patrocinio o mecenazgo; el régimen patrimonial, con la consideración del patrimonio del IVAM como patrimonio de dominio público de la Generalitat y el régimen de contratación, regulado, por su condición de Administración pública, por las normas previstas para estos tipos de entes.
DEROGACIÓN DE LA LEY DE CREACIÓN DEL IVAM
Marzà ha indicado que esta nueva ley deroga la ley que regía el Instituto, que fechaba del 30 de diciembre de 1986, y dota al museo de herramientas necesarias a la nueva realidad. Aquella misma ley creó el Instituto Valenciano de Artes Escénicas, Cinematografía y Música, que en 1994 se convirtió en CulturArts que pasa a denominarse Instituto Valenciano de Cultura.