Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lena Headey, no sin mi hijo

Al igual que Cersei Lannister, la reina consorte de los Siete Reinos de Juego de Tronos, su intérprete, Lena Headey mantiene una dura batalla con su exmarido, Peter Paul Loughran, por la custodia del pequeño Wylie, el hijo en común de ambos.
La actriz británica, que se encuentra en pleno rodaje de la nueva entrega de la exitosa adaptación televisiva de la saga de George R. R. Martin, ha hecho llegar al juez una carta de la productora ejecutiva de la serie en la que se argumenta la necesidad de que la actriz mantenga su presencia en el set de rodaje.
La intérprete de 43 años, a través de sus abogados, pide al magistrado que modifique la orden de custodia actual que permita a su hijo permanecer más tiempo junto a ella en Inglaterra mientras cumple con el contrato que la liga a la serie hasta febrero de 2017. Sin embargo, su expareja, que vive en Los Ángeles, se ha negado a que el hijo en común siga lejos porque se habría sobrepasado el tiempo pactado por ambas partes. El acuerdo de divorcio establecía la custodia compartida, por lo que el padre tiene derecho a pasar 10 días al mes con sus hijos.
La actriz, afincada en la capital británica desde el verano pasado, habría mostrado interés por trasladarse permanente a Reino Unido con su familia, ya que considera que el sistema educativo es mejor que el de Estados Unidos Peter no ha podido reunirse con sus dos hijos en los últimos tres meses, aunque Lena le paga religiosamente 10.000 dólares por la manutención de los pequeños.