Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El papa cuestiona la fecha del nacimiento de Jesús

El viento juega una mala pasada al PapaGtres

El libro del papa amenaza con remover muchas de las historias que hasta ahora los católicos daban por cierto. Además de que en el Belén no había animales, expulsando así a la mula y al buey, Jesús tampoco nació en la fecha que todos creen, sino varios años antes. Es otra de las revelaciones que hace Benedicto XVI en la última entrega de 'La infancia de Jesús' a la venta en librerías de todo el mundo.

Todo el calendario cristiano se basa en un error de cálculo de varios años, según asegura el papa en su libro. Un error cometido en el siglo VI por un monje llamado Dionisio el Exiguo, según publicó Business Insider.
Esto llevó a la equivocación en el cálculo de la fecha del nacimiento de Jesús, que habría nacido años antes de los que comúnmente se cree.
La afirmación de que el calendario cristiano se basa en una premisa falsa no es nuevo, pero el hecho de que las dudas sobre una de las piedras angulares de la tradición cristiana ha sido planteada por el líder del catolicismo ha sorprendido un poco.
A Dionisio el Exiguo, nacido en Europa del Este, se le atribuye la creación del calendario moderno y el concepto de la era Anno Domini.
Este monje diseñó un nuevo sistema que se basaba en los años transcurridos desde el reinado del emperador romano Diocleciano.
El emperador había perseguido a los cristianos, así que había una buena razón para eliminarlo en el nuevo calendario y hacer uno nuevo inspirado en el nacimiento de Cristo.
La Biblia no especifica una fecha exacta del nacimiento de Cristo. El monje parece haber basado sus cálculos en vagas referencias a la edad de Jesús al comienzo de su ministerio y el hecho de haber sido bautizado durante el reinado del emperador Tiberio.
En el libro del papa, sin embargo, no es está la única controversia: Sobre la tradicional escena de la Natividad, dijo que no había ni bueyes, ni mulas, ni otros animales.
El papa también da su opinión sobre el debate sobre lugar de nacimiento de Cristo, rechazando los argumentos de algunos estudiosos que nació en Nazaret en lugar de Belén.
La idea de que Cristo nació el 25 de Diciembre tampoco tiene ninguna base en la realidad histórica, dijo un estudioso de Las Sagradas Escrituras de la Universidad de Oxford.
"No sé sabe ni en qué estación del año  nació.  La idea de celebrar su nacimiento en la parte más oscura del año está probablemente vinculada a las tradiciones paganas y al solsticio de invierno", aseguró el experto.