Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kris Jenner y Kourtney Kardashian quieren ser el vientre subrogado del tercer hijo de Kim

En el último episoio de 'Keeping Up With The Kardashian', emitido hace unas horas en Estados Unidos, Kris Jenner y Kourtney Kardashian se ofrecieron como posibles vientres subrogados del tercer hijo que desea tener Kim junto a su marido Kanye West. Los dos anteriores embarazos de la socialité estuvieron repletos de complicaciones, que de repetirse pondrían en serio peligro su vida, por ese motivo sus médicos desaconsejaron un tercer embarazo.
La matriarca del clan acudió a su doctor de confianza que le confirmó que aunque con 61 años no puede gestar sus propios hijos, si está capacitada físicamente para albergar el desarrollo de un bebé. "¿Quieres llevar el mío?", le preguntó su hija de 26 años, a lo que Kris respondió: "Si realmente pensara que podría llevarlo por ti y que nacería bien, lo haría en dos segundos. Realmente lo haría".
Sin embargo, en casa han salido más voluntarias. Su hermana Kourtney, que ha tenido tres hijos junto a su exnovio, Scott Disick, se ofreció para hacer realidad el sueño de su madre, aunque habría que preguntarle a su pareja actual, el exboxeador y modelo Younes Bendjima. La mayor del clan ha afianzado su relación con el joven de 24 años y ha dado carpetazo definitivo a la relación turbulenta que mantiene desde hace años con el padre de sus hijos.
Por cierto, a Kim le pasó una mala jugada Instagram Live este fin de semana, y eso que ella es la reina de las redes sociales. La mujer del rapero quiso celebrar sus 100 millones de seguidores en la aplicación fotográfica y estuvo a punto de enseñar un pezón, que, por otra parte, es de lo poco que ha escondido en sus múltiples selfies desnuda. El momentazo 'trágame tierra' se produjo en el coche de su hermana Khloé cuando ambas charlaban con los fans y la celebridad atusaba su pelo dejando ver claramente que debajo de la camisola negra no llevaba nada de ropa interior.